Kraft sigue tomada, y gremio vuelve a cortar Panamericana

Edición Impresa

El conflicto en Kraft volverá a hoy a radicalizarse. Esta tarde, a las 14, los trabajadores de la ex Terrabusi cortarán nuevamente la autopista Panamericana a la altura de General Pacheco, ante la falta de respuesta a sus reclamos de pago de salarios y reincorporación de los 152 operarios despedidos. El pago de los sueldos había sido reclamado por el Ministerio de Trabajo como condición para volver a negociar, pero la compañía se niega, ya que considera que los operarios fueron justamente despedidos por activar hechos de violencia.

Según uno de los delegados de los trabajadores, Jorge Penayo, esta posición de Kraft es la que derivaría en un nuevo fracaso en los intentos de diálogo, una nueva aceleración en el conflicto y en que se vuelva a cortar la Panamericana.

Para la empresa, los 60 empleados fueron despedidos con justa causa, con lo que no les correspondería indemnización, y deberá ser resuelta por la Justicia; lo mismo que el levantamiento de la toma de la planta de General Pacheco, paralizada por los empleados despedidos desde hace más de 20 días.

El corte de hoy tendrá lugar en el ramal Campana, a la altura de Henry Ford, de la autopista Panamericana de la misma manera que se realizó el lunes.

El Ministerio de Trabajo había intervenido ese día a la noche para poder abrir una instancia de diálogo entre las partes (empresa y trabajadores) que permita encauzar el conflicto.

Gestiones

En este marco, los operarios esperaban también la concreción de una reunión con funcionarios del Ministerio de Trabajo, gestionada por la CTA de Hugo Yasky, y el resultado de las gestiones del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), que conduce Rodolfo Daer, con la cartera laboral. Desde el lado del sindicalista, la intención es evitar en lo posible la participación de los delegados de Kraft y discutir directamente entre la conducción de la CGT de Hugo Moyano y el Ministerio de Trabajo de Carlos Tomada. Los asesores de Daer consideran necesario no dar lugar a una posición negociadora a la comisión interna de Kraft, ya que éstos estarían vinculados a grupos de izquierda, como Barrios de Pie, MST y Polo Obrero. El mismo análisis había hecho el propio Moyano el martes, al considerar que el conflicto se radicalizó porque está protagonizado por grupos de «ultraizquierda».

Ayer, 30 trabajadores de una empresa proveedora de Kraft Foods cortaron el tránsito en la avenida Del Libertador, a la altura de su cruce con la avenida Colombia, en reclamo de la reapertura de la planta de la ex Terrabusi. Medidas similares podrían multiplicarse en las próximas horas si el conflicto continúa, ya que muchas empresas vinculadas a la producción de Kraft vieron disminuidas drásticamente sus órdenes de compra ante la paralización del proceso productivo en la fábrica de alimentos. En los últimos días, Kraft se maneja sólo colocando unidades ya fabricadas y producidas con anterioridad, «estoqueadas» en depósitos contratados por la empresa. Sin embargo, de continuar la situación en los próximos días, para la semana que viene comenzará a afectarse la provisión de alimentos de la compañía en todo el país.

Desde el Gobierno aseguraban ayer que hoy no se tomará ningún tipo de medida para evitar el corte de la Panamericana, ni se dará la orden de reprimir en el caso de que el bloqueo se concrete. Tampoco está en los planes oficiales enviar fuerzas de seguridad para levantar la toma de la planta de General Pacheco.

Dejá tu comentario