24 de enero 2014 - 00:00

Kuryaki poco serio

El reclamo del dúo Illya Kuryaki and the Valderramas a la Aduana por el premio Grammy fue una confusión, reconoció ayer Emmanuel Horvilleur, y confirmó el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Horvilleur había denunciado a través de las redes sociales y en declaraciones a la prensa que la Aduana argentina le había retenido el premio Grammy Latino a Mejor Canción Urbana con el tema "Ula ula", de su último disco "Chances", y le reclamó el pago de un arancel para poder ingresarlo al país. "Me retuvieron el Grammy en la Aduana... déjense de joder...se supone que tengo que pagar para que me lo entreguen... más difícil que ganarlo", se quejó el músico en Twitter. Pero después debió aclarar: "Tema solucionado, todo fue una gran confusión #papelondemivida", sin brindar mayores explicaciones. El jefe de Gabinete mostró ayer en una conferencia de prensa en la Casa Rosada "la foto del Grammy de Horvilleur" y explicó que lo que la Aduana le retuvo al músico fue un juguete, no el premio.

Dejá tu comentario