30 de diciembre 2008 - 00:00

La Casa Blanca exige a Hamás cesar ataques

La Casa Blanca exige a Hamás cesar ataques
Washington - Estados Unidos dio ayer un contundente respaldo a la ofensiva israelí contra Hamás en la Franja de Gaza, aunque subrayó que al mismo tiempo trabajaba para lograr un «cese al fuego» duradero.
El presidente George W. Bush permaneció en su estancia en Texas, pero conversó sobre la crisis con el rey Abdalá de Arabia Saudita, informó la Casa Blanca. «El mensaje del presidente al rey Abdalá es que nosotros queremos que frene la violencia, pero de manera duradera y sostenible. No podemos frenarla ahora para que comience nuevamente en un futuro cercano», afirmó el portavoz Gordon Johndroe.
Si bien el monarca presionó a Bush para que ayude a frenar los bombardeos en Gaza, condenados por los países árabes, Johndroe subrayó que EE.UU. cree que Israel «necesita tomar medidas para defenderse» de los lanzamientos de misiles contra el sur de su país desde la Franja de Gaza, controlada por Hamás.
«Para frenar la violencia, Hamás debe cesar de lanzar misiles contra Israel y comprometerse a respetar un cese al fuego duradero y sostenido», dijo Johndroe. «En eso está trabajando Estados Unidos», destacó.
Y para ello, la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, conversó con el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon; con el primer ministro israelí, Ehud Olmert; con el primer ministro libanés, Fuad Siniora; con el responsable de política exterior de la Unión Europea, Javier Solana; y con sus pares de Francia, Gran Bretaña, Arabia Saudita, Turquía e Israel, dijo el Departamento de Estado. Sin embargo, aún no había hablado con el presidente palestino Mahmud Abás, señaló el portavoz Gordon Duguid.
«Hamás mostró una vez más su verdadera cara como organización terrorista y rechaza incluso el derecho de Israel a existir», señaló Johndroe, quien aseguró que con los ataques Israel no busca el control de Gaza, sino que pretende «proteger a su gente». «Tenemos que ver el desarrollo de los acontecimientos. Obviamente, como lo he dicho ya, queremos evitar víctimas civiles», señaló.
La postura de Estados Unidos también fue compartida por Alemania. Un vocero del gobierno de Angela Merkel afirmó que «es un derecho legítimo de Israel proteger a su población civil y su territorio». La canciller mantuvo una larga comunicación telefónica con el primer ministro israelí y luego lanzó un llamado a Hamás para que interrumpa cualquier acción militar contra los pueblos israelíes.
Como contracara y sumándose a numerosas condenas de la comunidad internacional, el primer ministro británico, Gordon Brown, se declaró ayer «horrorizado» por la violencia de los bombardeos israelíes y afirmó que «no hay una solución militar para esta situación». En una declaración difundida por el número 10 de Downing Street, el jefe del Gobierno pidió «redoblar los esfuerzos internacionales para asegurar que tanto Israel como Palestina deben tener tierra, derechos y seguridad para vivir en paz».
Agencias AFP, EFE, Reuters y ANSA

Dejá tu comentario