24 de septiembre 2009 - 00:00

La industria bajó el 4,7% en agosto

Abel Viglione
Abel Viglione
La actividad industrial cayó en agosto el 4,7% respecto del mismo mes del año anterior, según el cálculo que mensualmente realiza FIEL. Frente a julio de 2009, en cambio, se registró un aumento del 1,4%, que se suma a las alzas mensuales registradas desde marzo. Con estos datos que muestra el Índice de Producción Industrial de FIEL de agosto, la caída acumulada en los primeros ocho meses de 2009 fue del 9,3% interanual.

A la vez, el estudio difundido ayer señaló que en ese período se presentaron variaciones negativas respecto de iguales meses de 2008, «que, sumadas a las de los tres últimos meses de 2008 determinan que la industria lleva once variaciones consecutivas mensuales de caída».

En lo que va del año, sólo el sector Alimentos y bebidas presentó un aumento del 2%, explicado exclusivamente por Alimentos. El resto de los sectores mostraron un desempeño negativo respecto de igual período del año anterior. Entre los más perjudicados se registraron caídas en: Metalmecánica (17,7%), Siderurgia (30,3%) y Automotores (33,9%).

Por otra parte, FIEL explicó que la suba registrada en agosto del 1,4% respecto del mes anterior, «estaría marcando que se detuvo la caída abrupta en producción industrial que se experimento desde principios de 2008 hasta el primer bimestre de 2009, mostrando a partir de ese momento una estabilización en el nivel de producción».

Abel Viglione, economista jefe de FIEL, explicó a este diario que «si bien es normal que entre marzo y octubre la actividad industrial suba, en este momento no se está acumulando stock, hecho que demuestra que hay más demanda interna y externa».

Algunos sectores se vieron, además, beneficiados por la imposición de licencias para la importación -como los vinculados a hilados, tejidos, confecciones textiles o calzado-, que aumentaron su producción.

También impacta en las subas mensuales el invierno más benigno de este año. «Las altas temperaturas hicieron que no sea necesario realizar numerosos cortes de energía a industrias que tuvieron un mayor fluido energético», según Viglione, y por lo tanto pudieron ampliar la producción. De hecho, los sectores de termoplásticos y petroquímicos tuvieron un nivel superior al de 2007 y 2008.

Otra clave que se desprende de los datos difundidos por FIEL es que a pesar de que la construcción está en caída, la producción de minerales no metálicos aumentó, principalmente en cemento y vidrio.

Dejá tu comentario