La industria se contrajo 5,7% en octubre (estiman repunte en noviembre)

Edición Impresa

El sector cayó frente a septiembre, pero distintos indicadores hacen prever que se recuperó el mes pasado. En lo que va de 2021, se produjo 5,5% más que en 2019.

La producción industrial registró en octubre un incremento del 4,3% interanual, acumulando así en los primeros diez meses del año un alza del 17% frente al mismo período del 2020. De todas formas, en la medición desestacionalizada, se dio una contracción del 5,7% frente a septiembre. Igual, desde el Gobierno estiman que durante noviembre se dio un crecimiento cercano al 9% frente al mismo mes de 2019.

“La principal explicación se debería a la imposición de mayores restricciones a las importaciones durante el mes de octubre, en conjunto con la recomposición de stocks que traccionó el crecimiento en los meses anteriores y la propia incertidumbre actual de la economía”, analizaron al respecto desde la consultora ACM.

Según informó el INDEC, durante octubre doce de las dieciséis divisiones de la industria manufacturera presentaron subas interanuales. En orden de su incidencia en el nivel general, entre otros se registraron incrementos en “Prendas de vestir, cuero y calzado”, 50,6%; “Vehículos automotores, carrocerías, remolques y autopartes”, 18,4% y “Refinación del petróleo, coque y combustible nuclear”, 22,4%. Por su parte, mostraron caídas las divisiones “Muebles y colchones, y otras industrias manufactureras”, 12,1%; “Otros equipos, aparatos e instrumentos”, 7,1%; “Alimentos y bebidas”, 0,8%; y “Madera, papel, edición e impresión”, 1,2%.

Luego de conocerse el dato de octubre, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, señaló desde su cuenta de Twitter: “De los últimos 12 meses, en 11 la industria produjo más que en el mismo período de 2019. En lo que va de 2021, las fábricas están produciendo 5,5% más que en 2019”.

“A tono con lo que preveíamos, octubre mostró una desaceleración respecto a septiembre: la industria pasó de crecer a un ritmo del 14,3% a crecer al 1,3%. Una razón relevante detrás de ello es que octubre de 2021 tuvo tres días hábiles menos que en 2019”, señaló el funcionario, quien agregó: “No obstante, en noviembre la industria volvió a cobrar fuerza. El consumo de energía (termómetro de la actividad fabril) fue el más alto desde febrero de 2018. Nuestras estimaciones preliminares arrojan un crecimiento de la producción industrial del 9% contra noviembre de 2019”.

A su vez, Kulfas destacó que la producción automotriz tuvo el mejor noviembre en cinco años y la de cemento fue la segunda mayor de la historia. “Asimismo, el 58% de las grandes plantas industriales consumió más energía en noviembre de 2021 que en noviembre de 2019, dando cuenta de una mejora generalizada”, concluyó.

Análisis

Al analizar cómo puede evolucionar el sector industrial en los próximos meses, desde ACM remarcaron que “si bien las restricciones a las importaciones podrían beneficiar en el corto plazo a ciertos rubros de la industria manufacturera que compiten con la producción extranjera, atenta contra el desarrollo de exportaciones industriales, al mismo tiempo que podría afectar el crecimiento de ciertos sectores que precisan de ciertos insumos importados para su producción”. En ese sentido, remarcaron que en la industria manufacturera “se podría observar cierta desaceleración dado que gran parte de la recuperación fue traccionada por la recomposición de stocks que generó el shock de oferta durante el año anterior”.

Por su parte, el último informe de FIDE destacó que, al igual que la construcción, la industria “continúa escalando en los niveles de producción y ya se aproximan al techo de actividad previo al estallido de la crisis cambiaria de 2018”. “Es decir, en menos de un año estos sectores no solo revertirán el impacto de la pandemia, sino también lograrán aproximarse a los valores más elevados del último ciclo de expansión de la actividad, el mejor momento de la actividad económica del gobierno anterior. Sin embargo, el punto pendiente pasa por la recomposición de los ingresos y el consumo. Es decir, que el buen momento de la industria y la construcción se contagie al resto de la actividad económica”, remarcó el estudio difundido días atrás.

Dejá tu comentario