28 de noviembre 2013 - 00:00

La NSA expuso a islamistas que visitaban páginas pornográficas

Barack Obama
Barack Obama
Nueva York - El derrame de revelaciones producto de las filtraciones del topo Edward Snowden, todavía no se termina. De acuerdo con la prensa de Estados Unidos, los hábitos pornográficos de algunos de los líderes islamistas y sus recorridos por páginas de internet con ofertas sexuales estuvieron en la mira de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA).

Según la documentación, la NSA ponía especial énfasis en rastrear las visitas a portales pornos de reconocidos militantes islámicos, que solían dedicarse a "radicalizar" a sus seguidores, con el objetivo de desacreditarlos en el momento apropiado. La idea era denunciar sus hábitos de vouyerismo virtual para eliminar su credibilidad. Se trata de una nueva revelación de Snowden, difundida por la prensa inglesa y estadounidense, que arroja nueva luz sobre las tareas de la NSA.

En un informe interno de la NSA, del 3 de octubre de 2012 y que fue publicado ayer por el diario Huffington Post, se detalla que "los líderes radicales parecen ser particularmente vulnerables en vista de su autoridad, cuando su comportamiento privado queda en evidencia y sobre todo si sus acciones privadas no son coherentes con su comportamiento público".

Entonces, la NSA cita como ejemplos casos de seis personalidades, todos musulmanes, cuyas debilidades personales en prácticas y gustos sexuales, que se puede aprender y documentar a través de la vigilancia electrónica, los dejaron completamente desprestigiados. "Se trata de material sexualmente explícito que observaban en línea y el uso de un lenguaje persuasivo, sexualmente explícito en la comunicación con chicas jóvenes y sin experiencia", se precisa en el reporte.

En el informe, las seis personas referidas no son identificadas, ni asociadas a ninguna trama, y el diario tampoco publica sus nombres. La agencia cree que actualmente todos residen fuera de los EE.UU.

No obstante, se identifica a uno de ellos como "persona de Estados Unidos", lo que significa, o bien que es un ciudadano estadounidense, o bien que reside allí de forma permanente. Se supone que los ciudadanos gozan de mayor protección frente a la vigilancia de la NSA que los extranjeros. 

Jammel Jaffer, director adjunto de la Organización de Derechos Civiles de Estados Unidos (ACLU), cree que la nueva revelación plantea serias preocupaciones.

"Donde quiera que estés -dijo el dirigente- la base de datos de la NSA es capaz de almacenar información sobre tus puntos de vista políticos, acerca de tu historial médico, acerca de tus relaciones y actividades íntimas en la web", denunció.

Al respecto, Stewart Baker, el que en el pasado se desempeñó como consejero general de la NSA y director del Departamento de Seguridad Interna durante el gobierno de George W. Bush, sostuvo que la idea de usar información potencialmente humillante para sabotear a un objetivo resulta sensata. "Si se dedican a reclutar gente para matar a los americanos y tenemos en nuestras manos el poder de desprestigiarlos, esa es nuestra misión", declaró Baker a medios internacionales. "Al fin y al cabo, es más justo y quizás más humano" que lanzar bombas, afirmó y añadió que con su táctica tratan de "arrojar la verdad sobre ellos".

El Gobierno de Barack Obama ha enfrentado varios roces diplomáticos con sus aliados debido a la difusión de documentos secretos por parte del contratista Snowden, en el que quedaron al descubierto las prácticas de espionaje norteamericano.

Agencia ANSA y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario