La rebeldía de soñar despierto

Edición Impresa



"En tiempos tan duros, de dientes apretados / rebeldía es soñar", canta Panter Giuliano en "Inmortal", tema once de "El principio de todo". Y la frase queda viva en la piel. Encendida, como un río de lava. Y es que "querer con todo no está fácil / dejar la vida en abrazos / pero nos queda el intento/ el orgullo y el final", como agregan en "Mis cicatrices", bajo un punteo épico ideal para acompañar (en vivo) con un ensamble de cuerdas. En su cuarto disco, De La Gran Piñata desgarra dolores, caídas y ausencias con la destreza de una poética llena de certezas e incertidumbres. "Y cómo hablarte de heridas que no saben cerrar / sería la peor versión de mi mejor mitad", reafirman en "Los días de sol". Con una base que ultima y el entramado sensorial de las violas, DLGP expone esa cinta de Moebius que los recorre entre extremos sin punta. Una senda privada que genera empatía. Como pasa en "Traslaniebla" y "Buen viaje", un tándem en el que exhiben una pestaña en formato de canción para terminar de mostrar ese cuerpo marcado por distorsiones y riffs. Entre inviernos, ansiedades, corazones y ese maridaje de relojes y memoria, De La Gran Piñata se consolida como una banda de rock de contenido.

Bruno Lazzaro

Dejá tu comentario