Las FARC nombran como nuevo líder a un ‘‘guerrerista’’

Edición Impresa

Bogotá - La guerrilla colombiana de las FARC dijo ayer que Rodrigo Londoño («Timochenko»), perteneciente a la línea militar más radical del grupo, es el nuevo jefe de la organización en reemplazo de «Alfonso Cano», muerto en una operación del Ejército.

Londoño, de 52 años, también conocido en las filas rebeldes como «Timoleón Jiménez», pasa a ser el tercer cabecilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el grupo rebelde activo más antiguo de América Latina, en toda su historia.

«Queremos informarles que el camarada Timoleón Jiménez, con el voto unánime de sus compañeros del secretariado, fue designado el 5 de noviembre nuevo comandante de las FARC-EP», dijo un comunicado del grupo rebelde.

«Se garantiza así la continuidad del plan estratégico hacia la toma del poder para el pueblo. La cohesión de sus mandos y combatientes, como decía Manuel Marulanda Vélez, sigue siendo uno de los más importantes logros de las FARC», agregó.

«Timochenko» es uno de los miembros más antiguos del secretariado de las FARC, el órgano de dirección política y militar del grupo guerrillero conformado por siete dirigentes.

«Cano» murió el 4 de noviembre último en combates con el Ejército en una zona montañosa del departamento del Cauca, en el suroeste de Colombia, en el golpe militar más contundente contra el grupo guerrillero en toda su historia.

Ascenso

El nuevo «número uno» de la mayor guerrilla de Colombia se vinculó a las FARC en 1982 después de terminar sus estudios de Medicina y ascendió rápidamente en la organización insurgente por sus habilidades como comandante, según fuentes militares.

En la actualidad es jefe del Bloque Magdalena

Medio, con unos 800 hombres a su mando y, de acuerdo con los servicios especiales, es el responsable de las labores de inteligencia y contrainteligencia del grupo.

Londoño apareció en un video difundido a mediados de 2008 en el que las FARC reconocieron la muerte de su fundador y hasta entonces máximo líder, Manuel Marulanda, cuyo deceso se debió a un ataque al corazón sufrido en las selvas del sur de Colombia.

«Timochenko», quien como su antecesor usa lentes y barba, es considerado por los servicios de inteligencia de Colombia como un «guerrerista» por su preparación militar en Cuba y en Rusia.

El líder rebelde tiene en su contra más de cien órdenes de captura por rebelión, terrorismo, secuestro y homicidio.

Horas después de la muerte de «Cano», las FARC rechazaron el llamado del presidente Juan Manuel Santos para que se desmovilizaran y avanzaran a una negociación de paz.

Londoño, que cumplió en el pasado algunas misiones políticas, tiene su centro de operaciones en el noreste del país, cerca de la frontera con Venezuela, e incluso hace más de un año los servicios de inteligencia aseguraban que se refugiaba en territorio de ese país.

Agencia Reuters

Dejá tu comentario