Leve mejora en pronóstico para el trigo

Edición Impresa

Con aceptable panorama en Entre Ríos y el centro de Santa Fe, y mucha expectativa sobre sudeste de Buenos Aires, el trigo mejoró su situación en la última semana y se elevó en 250 mil toneladas el pronóstico de cosecha, que ahora se ubica en 7,75 millones de toneladas, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

La levantada podría continuar si el sur santafesino y el centro y el nordeste de Buenos Aires acompañan con éxito. A su vez, la Bolsa indicó que será fundamental un clima favorable en el sudeste bonaerense, donde se concentra casi el 40% de la superficie sembrada con trigo en todo el país (2,8 millones de hectáreas). Aun así, en caso de alcanzarse los 7,75 millones de toneladas, la cifra será un 15,8% menor que la pasada zafra (9,2 millones de toneladas).

El informe semanal de la Bolsa destacó ayer que la cosecha sigue mayoritariamente concentrada en el extremo norte de Santa Fe y en las provincias del Noroeste. A la fecha el progreso de la recolección alcanza dos puntos porcentuales con una demora de 2,3 puntos respecto de similar fecha del año anterior.

El rendimiento medio de lo recolectado es de 7,9 quintales por hectárea inferior en un 18,6% al promedio del año pasado.

En Salta y en Tucumán las productividades saltan desde los 5 a los 15 quintales por hectárea con un promedio estimado en los 8 quintales.

En el norte de Santa Fe, la cosecha está restringida al extremo nordeste, ya que casi no hay superficies en el Noroeste, y también arroja bajos rindes. Según la entidad porteña se trata de la consecuencia del bajo nivel tecnológico y que si bien se implantó con humedad superficial, ésta era muy pobre a nivel subsuperficial; y casi nunca se recargó porque las precipitaciones fueron escasas hacia finales del invierno y durante la primavera.

En los últimos siete días, las precipitaciones se recostaron nuevamente sobre el este agrícola nacional (nordeste de la región pampeana y la Mesopotamia) dejando nuevamente secas las regiones trigueras de Córdoba, La Pampa y el noroeste y el sudoeste de Buenos Aires. En cambio, los cultivos del sur de Santa Fe, del centro y nordeste bonaerense y de Entre Ríos transitan estados reproductivos sin limitantes hídricas.

Las perspectivas productivas en estas últimas regiones han aumentado perfilando rendimientos de buenos a muy buenos (35-45 quintales por hectárea, según las zonas), compensando al menos parcialmente el retroceso de las áreas sembradas.

A partir de mañana comenzará el pasaje de un frente de tormenta que provocará precipitaciones sobre algunas zonas. El Sudeste se vería favorecido con registros entre los 10 y los 25 milímetros. Se espera que el frente alcance a la mayor parte de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y el norte de Buenos Aires (10 a 25 milímetros).

Dejá tu comentario