Ley de medios signa aval a suba impositiva fueguina

Edición Impresa

Las urgencias de la Casa Rosada y de Tierra del Fuego volvieron a unir los destinos de Cristina de Kirchner y de la asfixiada gobernadora Fabiana Ríos (ARI), quien apuesta a lograr hoy que la oposición le avale en la Legislatura una ley impositiva que destrabaría el viernes en el Senado nacional los votos clave de los aristas fueguinos José Martínez y Rosa Díaz a favor de la aprobación en particular de la ley de medios K.

Pese al hermetismo que signó la jornada de ayer, trascendió que la Casa Rosada desplegó gestiones en pos de que el Frente para la Victoria (FpV) local finalmente acceda a sancionar la nueva «tarifaria», que contempla subas de impuestos internos y que apunta a oxigenar las alicaídas arcas locales.

De hecho, no pasó desapercibida la decisión de Ríos de convocar por decreto -por primera vez en la historia de la provincia, y sin ser consensuado con los bloques de la oposición- a la sesión especial de hoy, a partir de un presunto guiño cosechado en filas opositoras -al menos, del FpV- y de la necesidad de asegurarse la venia legislativa antes del tratamiento de la ley de comunicación audiovisual en el Parlamento nacional.

Así, al ritmo de la crisis en las cuentas locales, Martínez y Díaz volverán a jugar un papel clave en la sesión del viernes, en el Congreso, ya que inclinarán la balanza en un escenario donde el oficialismo tiene poco margen de acción.

No es la primera vez que esa dupla del ARI se convierte en pieza central para Balcarce 50 y en disparadora de una consecuente contraprestación por parte de Nación, ya que en marzo de este año fue la llave para que la Presidente obtuviera en el Senado el apoyo al adelanto de las elecciones legislativas nacionales al pasado 28 de junio. La postal, sugestivamente, destrabó una asistencia financiera de cerca de $ 35 millones.

El kirchnerismo tiene todas las miradas puestas en esos legisladores, pese al recelo que les genera el voto en contra del polémico artículo 161 de los diputados del ARI fueguino el pasado 17 de setiembre, y el hecho de que todavía la Casa Rosada no se puso al día con su promesa de aprobar el impuestazo tecnológico, que beneficia a la industria electrónica de la isla.

En el plano local, por de pronto y más allá de la postura que finalmente asuma hoy el FpV, habrá que ver también el comportamiento que adoptarán el resto de las fuerzas, como el Movimiento Popular Fueguino, la UCR y el Movimiento Obrero. La embestida tributaria -presentada en octubre del año pasado- causó fuerte rechazo en cámaras empresariales, e incluso recientemente fracasó una sesión especial convocada en la Legislatura a fuerza del rechazo de la oposición a la medida.

«Por supuesto que es importante que se sancione lo antes posible, pero esto no soluciona los problemas de caja del Gobierno sino que alivia la situación», advirtió, sin embargo, el ministro de Economía fueguino, Rubén Bahntje, además de remarcar que «se hicieron un montón de concesiones desde el Ejecutivo».

Dejá tu comentario