Lindsay Lohan irá a prisión por 90 días

Edición Impresa

Los Ángeles - Una jueza de Los Ángeles condenó el martes a la problemática actriz Lindsay Lohan a 90 días de cárcel efectiva por violar su libertad condicional por los cargos de conducir bajo los efectos del alcohol en 2007.

La jueza Marsha Revel afirmó que la joven «celebrity»- que rompió a llorar al conocer el veredicto-, no cumplió con su obligación de asistir semanalmente a unas clases orientativas sobre el uso del alcohol.

La sentencia incluye 30 días de prisión por conducción temeraria, y otros 60 días por dos cargos al conducir bajo los efectos del alcohol. Cheryl Marshall, copropietaria del programa de clases educativas Right On, que siguió Lohan, testificó que la actriz violó la orden judicial de asistir a esas clases, y aseguró que faltó hasta en nueve ocasiones a su cita.

Además de esa pena, la actriz deberá acudir durante tres meses a un programa de rehabilitación. «No me tomo esto como una broma», dijo Lohan en la vista judicial. «Es mi vida. Es mi carrera. Soy responsable de mis acciones. Lo hice lo mejor que pude. No quiero que piense que no la respeto», le aseguró a la jueza. Lejos quedaron las bravatas que profirió en Twitter y otras redes sociales pidiendo que algún diseñador top le diseñe una pulsera detectora de alcohol «fashion».

Lohan deberá entregarse a la Corte el próximo 20 de julio. A fines de mayo, Revel ordenó la detención de la protagonista de «Chicas pesadas» después de que ésta no compareciera a la vista para revisar su caso. Entonces, Lohan puso como excusa que se encontraba en el Festival de cine de Cannes, en Francia, y que alguien le había robado el pasaporte.

Revel se reunió con los abogados de Lohan, que obtuvo la libertad condicional tras pagar 100.000 dólares, y ordenó que la artista llevara en todo momento una pulsera que detecta la ingesta de alcohol. El 8 de junio, Revel volvió a ordenar la detención de la actriz por violar de nuevo los términos de su libertad condicional y le impuso una fianza de 200.000 dólares.

La pulsera, según dio a conocer la prensa local, se activó durante la ceremonia de entrega de los MTV Movie Awards, en la noche del 6 de junio, aunque la jueza no especificó en qué forma Lohan violó su libertad condicional. Revel ordenó entonces que la joven se sometiera a controles aleatorios de drogas, una vez por semana, a cambio de evitar la cárcel.

Dejá tu comentario