Lo que se dice en las mesas

Edición Impresa

• Ardieron en todo sentido los teléfonos en las mesas de dinero • Se habla ya de una "Chiprentina" • Cae el "riesgo-Macri" frente al "riesgo-Scioli" y al riesgo-país • Cumbre de financistas en el hotel Alvear • Tregua para el "blue" por algunas jornadas hasta que alguien lo despierte • Recomiendan cautela.

  • Volvieron a arder los teléfonos de las mesas de dinero. Un remixado de los 80 podría decirse que fue la actividad de esta semana, pero con el condimento de una mayor presión oficial sobre diferentes actores de la plaza local. Por ello es que en las principales "cuevas" del microcentro se pactaron operaciones, pero con entrega de los dólares para hoy. Se temía una suerte de intercepción oficial del "delivery" dado que las miradas del Gobierno estaban concentradas en la actividad del dólar marginal ayer. Como siempre sucede en estos casos, cualquier versión que se lanza a correr prende en la plaza local. Las especies circulantes fueron cambios de funcionarios, desdoblamientos, hasta medidas ortodoxas, quizás esto último lo más surrealista. Nuevamente fueron innumerables los llamados de operadores de Nueva York tratando de escudriñar las medidas que podría tomar la Argentina en materia cambiaria. Pero, fiel a su estilo, el Gobierno optó por impulsar una baja oral del "blue". Y así es que seguramente se estabilizará en este nuevo rango entre $ 8,35 y $ 8,75 hasta que súbitamente alguna medida oficial lo sacuda. Son tiempos también de comparaciones. Ya se habla en las mesas de "Chiprentina" por los parecidos existentes entre el mercado de Chipre y la plaza local. Incluso en su origen. Ese país está padeciendo una crisis que en el inicio pudo haberse cerrado con unos pocos millones de euros. Ahora cuesta más caro y hasta se habla de contagio a toda Europa. Si se mira lo que está pasando con el dólar "blue" en la Argentina, también la corrida de esta semana bien pudo haberse evitado. Y con las fotos de las largas filas de ahorristas en Nicosia frente a los cajeros automáticos para retirar dinero pasó lo mismo, dado que hicieron recordar a lo sucedido aquí con el "corralito". Pero no hay que ir atrás en realidad. Hoy argentinos hacen cola frente a cajeros automáticos, pero en Colonia del Uruguay para extraer dólares de sus tarjetas de crédito. Nadie igual se le acerca al "rey del pin", el operador de un banco europeo que en un mes obtuvo u$s 40.000 con extracciones. La brecha del orden del 70% entre el oficial y el "blue" todo lo permite. 

  • Muy activo se lo vio esta semana al operador bautizado como el "talibán" por sus ácidos comentarios. Reflejo de lo difícil que está la situación en la plaza local, no tiene recomendaciones para efectuar. "Hay que quedarse quieto; hay situaciones en las que estar en cero es una victoria", asegura el economista que se camufla bajo ese seudónimo. Pese a que no es un devoto del PRO, destaca que se están "diferenciando los papeles de la Ciudad de Buenos Aires frente al resto de las emisiones nacionales y provinciales". Traducido, esto significa que el "riesgo Macri" para los mercados, tuvo una mejor performance, retrocedió, en comparación con el "riesgo Scioli" y el riesgo país. 

  • Más de 250 ejecutivos se juntaron ayer por la mañana para participar en el evento organizado por Megainver, la administradora de fondos comunes de inversión. La expectativa era alta, especialmente luego de la escalada del dólar en el mercado informal, y el ánimo de los que llegaron hasta el Hotel Alvear reflejaron las dudas relacionadas con . El exsecretario de Finanzas, Miguel Kiguel, uno de los socios, no ahorró críticas para el manejo de la política económica: "El gobierno tiene que empezar a hacerse cargo de lo que está pasando, porque de lo contrario la presión cambiaria continuará. No se entiende -agregó- que la tasa de interés siga por debajo del 15%, incluso por debajo de los niveles de principio de año". Nora Trotta, la titular de la administradora, destacó que los fondos comunes se están beneficiando de los altos niveles de liquidez del mercado y aportó un dato impactante: desde fin de 2011 hasta ahora, el patrimonio bajo administración de la industria se duplicó, ascendiendo a los $ 58.000 millones, lo que representa una suba de 29% en este primer trimestre.

  • Cuando los mercados del mundo caen, el experto financiero apodado el "oso" revive. Es que pese a quebrar récords y récords el Dow Jones, este ejecutivo de banca privada que se escuda bajo ese seudónimo, mantenía su visión pesimista. Y en esta ocasión, en su tradicional e influyente informe de todos los jueves, pasa revista a la caída de las cotizaciones en el mundo financiero. Dice lo siguiente: "1) ¿Quién iba decir que Chipre podría ser la excusa para que empezara una correción en los mercados?, 2) puede ser que la Unión europea ceda y desembolse los 10.000 millones, pero lo dudo; 3) puede ser que los rusos, los principales damnificados palos pongan la plata ya sea para comprar los bancos pero a cambio otorguen derechos de exploración de gas y petróleo y además exijan una base naval; 4) si ninguno de esos escenarios se da entonces los dos mayores bancos de Chipre quebraran el fin de semana; 5) puede ser entonces que se apruebe el plan original del impuesto a los depósitos, lo cual no seria bueno para el sistema financiero; 6) pero lo más probale es que los dos grandes bancos sean liquidados y los grandes depositantes pasen a ser sus dueños; muchos piensan que Chipre no importa que sólo es el 0,2% del PBI de la UE, yo creo que sí importa; 7) Bernanke está preocupado por las posibles burbujas que se están armando (chocolate por la noticia) pero la cuestión es que se retira en enero o sea que, como con Greenspan, otro se hará cargo del desastre". Tétrico panorama platea el "oso". También el "maitre", veterano de guerra de la Bolsa de Comercio porteña, pone énfasis en Chipre. "Es aparentemente la punta del iceberg, ya que reina la incertidumbre en ese país y podría tener un efecto contagio al resto de Europa". Desde su refugio en "Azul Profundo", sede inamovible de cumbres financieras, y ante un combo de sushi de salmón rosado, señaló que "el mercado local sigue desorientado, en parte por lo que sucede afuera, en los mercados de referencia y más aún por problemas domésticos difíciles de solucionar; mejor mirar de afuera y no tomar ninguna medida hasta que no se calme el mercado y la política económica". Cauteloso "el maitre" también. 

  • Casi todos en las mesas coinciden con la necesidad de que el Central impulse las tasas de interés, para disminuír el drenaje a dólares. Claro que algunos hablan del 18% anual, pero otros creen que debería ir más allá del 22% para que resulte una medida efectiva. Desde el BCRA se resisten, porque consideran que puede ser recesivo, más allá del revuelo interno que generaría dentro del gobierno. Pero un aumento de tasas también puede impulsar la liquidación de la cosecha y aumentar la oferta de dólares. Así lo explicaba el gerente financiero de un banco local: "Las cerealeras se financian a tasas muy bajas, inferiores al 15%. Si aumentara el costo de financiarse en pesos, tendría más lógica salir a vender dólares en vez de endeudarse". Otra alternativa que se menciona es que el Central aumente la intervención en el mercado de futuros para planchar las expectativas de devaluación. Pero la efectividad de esta medida es limitada, ya que el mercado dejó de ser único, sino que está desdoblado en la práctica. Por último, otra opción a mano es incrementar el ritmo de devaluación del dólar oficial para que termine bien por encima de $ 6 a fin de 2013. Claro que una devaluación más acelerada también impactaría sobre las empresas que tienen deuda en dólares en el exterior (porque compran con pesos al cambio oficial) y a quienes hayan emitido bonos "dollar linked", es decir en pesos pero atados a la evolución del dólar en el mercado oficial. 

  • Habrá que esperar hasta después de Semana Santa para ver qué sucede con la mayor liquidación de la cosecha gruesa. En el BCRA confían en que esta lluvia de divisas traerá calma al mercado: "Es cierto que habrá emisión de pesos, pero se pueden esterilizar, por lo que no necesariamente van a presionar sobre el blue", aseguraban ayer. Y por otra parte consideran que cuando las reservas comiencen a subir, automáticamente habrá mayor tranquilidad también en el paralelo. Aunque el consenso es que un dólar arriba de $ 8 es caro hoy en la Argentina, por otra parte al no existir alternativas para volcar liquidez disponible aparece el dólar como la única opción. 

  • La baja que sufrió ayer Wall Street no estuvo en línea con el mensaje que dio el titular de la FED, Ben Bernanke, ante el Congreso norteamericano. Dejó en claro una vez más que continuará con el programa de recompra de bonos para inyectar liquidez y ni siquiera amagó con la suba de tasas. Por eso, los operadores consideran que no habrá modificaciones en los rendimientos hasta 2015, ya que la inflación no parece aún como un problema en el horizonte, aún con la expansión monetaria récord que está llevando adelante la FED. Significa que los mercados emergentes podrán seguir gozando de financiamento barato por bastante tiempo en los mercados, por lo que no debería sorprender que en los próximos meses se sucedan nuevas emisiones a bajas tasas de distintos países de la región.
  • Dejá tu comentario