Los “osos” dieron respiro

Edición Impresa

El péndulo se fue al otro extremo, tal como viene sucediendo en la anarquía de rumbo que llevan los mercados; esta vez para dejar una carga de alivio a los índices.
Comandados por el rebote del Dow Jones, que estaba en torno del 2% a poco de su cierre. Los demás se plegaron a la onda positiva y cada cual llevó sustento a sus recintos.
El Bovespa, rozando un 3% de suba, acondicionó todavía más el terreno, para que el traslado al Merval resultara casi una seguridad. Evidente camino despejado, los «osos» bajistas decidieron no atacar de inmediato el repunte general y permitir que se consolidara -en la rueda- una primera fecha alegre de febrero.
El desarrollo local tuvo al Merval completo con mínimo de 1.057 puntos, un máximo de 1.077 y cierre bastante cercano a la cumbre del día: 1.072 unidades, que dejaron un 1,37% de aumento en el listado mayor. Para la nómina de locales solamente, esto se contrajo a menos del 1% y con cierre en 750 puntos del M.AR.
Las diferencias resultaron nítidas, por las alzas, con 24 títulos en suba por otros 15 con descensos. Entre lo mejor de la rueda surgió Comercial, con un 9% de incremento, Rigolleau en más del 7% y Petrobras, con un 6,8 por ciento.
Entre los descensos, Celulosa, Mirgor, Aluar y Santander, en grupo accionario que retrocedió del 3,3% al 4 por ciento.
El dato final, el total negociado, no se asoció para nada a una jornada de mercado bien positivo. Y solamente $ 27 millones de efectivo resultaron el cúmulo en acciones.
Más de la tercera parte fue para la plaza de Tenaris, con sus 300.000 papeles, que aportó un 0,9% al índice ponderado. En el fondo, todo igual, río revuelto que en la superficie mostró ayer un toque de optimismo. Y la Bolsa precisa más.

Dejá tu comentario