Macri y Cristina se suman a la campaña santafesina

Edición Impresa

Cinco días antes de las elecciones a gobernador, Cristina de Kirchner viajará mañana a Rosario para mostrarse junto al candidato del peronismo, Agustín Rossi, quien el próximo domingo buscará quedarse con el Ejecutivo local, en una dura pelea con el oficialismo representado por Antonio Bonfatti, actual ministro de Gobierno del Frente Progresista.

La gravitación nacional de los comicios santafesinos también sumó ayer al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien llegó hasta Rosario para participar de una serie de encuentros y de una caravana en respaldo del humorista Miguel del Sel, el candidato a gobernador referenciado en el PRO. Además, viajó para apuntalar al cómico la diputada nacional Gabriela Michetti, quien se encargó de soltar globos en el Parque Independencia de esa ciudad.

En simultáneo, en el marco de un encuentro ayer con fiscales de la provincia, Rossi afirmó además que el miércoles la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, lo acompañará «en un evento en Sportivo América de Rosario».

La jefa de Estado llegará a Puerto General San Martín, una ciudad ubicada a 27 kilómetros de Rosario, el distrito de principal peso electoral en Santa Fe, donde a Rossi le fue bien en las primarias del 22 de mayo pasado.

Ese día, Cristina se mostrará junto a su candidato en el marco de la inauguración de la ampliación de la planta de biocombustible del grupo Eurnekian, que la invitó especialmente para la ocasión.

Rossi estará junto a la primera mandataria luego de haber recibido el respaldo de otras figuras del Gobierno, como los ministros Julián Domínguez (Agricultura), Nilda Garré (Seguridad) y los gobernadores Jorge Capitanich (Chaco), Sergio Urribarri (Entre Ríos) y Juan Manuel Urtubey (Salta).

En la última semana, el diputado nacional también recibió el apoyo del ministro de Economía y candidato a vicepresidente, Amado Boudou.

«Necesito de un último esfuerzo, quiero que gobernemos esta provincia y para eso necesitamos redoblar esfuerzos esta semana, necesitamos de su militancia. Entre todos podemos ganar», enfatizó Rossi ante sus fiscales de mesa.

Luego de una serie de elecciones provinciales con resultados favorables para el kirchnerismo, el Gobierno se prepara para enfrentar una seguidilla de comicios negativos para sus aspiraciones, que se puso en marcha el domingo pasado en Capital Federal y podría repetirse en Santa Fe y Córdoba, pese a que las últimas encuestas muestran un acercamiento mayor entre Rossi y el candidato de Hermes Binner, Bonfatti, favorito hasta ahora en las mediciones.

El calendario electoral se había iniciado más benévolo para el Gobierno nacional con los triunfos de candidatos kirchneristas o aliados a la Casa Rosada en Catamarca, Salta, La Rioja, Neuquén, Misiones y Tierra del Fuego.

Hasta ese momento, la única victoria de un candidato de perfil claramente opositor al oficialismo nacional había sido la de Martín Buzzi en Chubut, aunque el estrecho margen con el que logró imponerse en las complementarias fue leído por el Frente para la Victoria como una excelente elección de su candidato, Carlos Eliceche.

Dejá tu comentario