Macristas buscan disimular interna

Edición Impresa

No hay coincidencias en el PRO acerca de la oportunidad, y mientras unos ya armaron y lanzaron su campaña por la sucesión de Mauricio Macri en el distrito porteño, otros prefieren mantener las aspiraciones de tono menor. Es el caso del diputado Federico Pinedo, quien se anotó en la carrera para las próximas elecciones de la Ciudad de Buenos Aires, que ocurrirán el año próximo.

Sin embargo, Pinedo remarcó anoche ante las radios que le parecía mal que en este momento de avatares económicos se comience a hablar de candidaturas. Inclusive aceptó que le parecía mal que lo hicieran, por ejemplo, el propio jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta o el jefe de la Legislatura porteña, Cristian Ritondo. El diputado PRO dijo que "si se dan las condiciones" y dependiendo "de una serie de factores" será candidato en la Capital Federal para los cargos mayores o tal vez integrando una fórmula, según admitió ante la requisitoria radial, siempre señalando que no le parecía oportuno el tema.

Algo de eso deben de haber pensado los eternos rivales internos del PRO, Rodríguez Larreta y Gabriela Michetti, preocupados por mostrar que no hay tono fuerte en la confrontación.

Esta semana, el jefe de Gabinete de Macri volvió a insistir con que para él era un paso natural buscar el sillón que dejará el mandatario porteño, mientras que Michetti, que ya difundió hace rato sus aspiraciones, se muestra más silenciosa sobre el asunto. Así es que ayer anunciaron que harán una actividad conjunta, lo que lleva la idea de mostrar que la interna está aplacada.

Por cierto, con el desalojo de la vicejefa María Eugenia Vidal de la competencia porteña, ya que ha pasado a ser candidata en la provincia de Buenos Aires, Larreta y Michetti casi quedan solos en la definición de la sucesión, aunque también Ritondo sigue en carrera y ahora tal vez Pinedo confirme sus aspiraciones.

Las PASO para elegir candidatos, que ya son ley para las elecciones locales, atragantan al larretismo, ante la posibilidad de que ése fuera el mecanismo para determinar a los postulantes finalmente.

Por otra parte, Michetti ya comenzó a pensar que tendrá tarde o temprano la propuesta de ser acompañante de Macri en una fórmula presidencial. Eso ocurriría si el jefe de Gobierno porteño no logra ampliar la estructura del PRO con aliados a los que pudiera convidar con una postulación a la vicepresidencia nacional.

Así, Michetti completaría el binomio, repitiendo para las nacionales la fórmula que le dio éxito a Macri en 2007 para ocupar el máximo cargo de la Ciudad de Buenos Aires, y Rodríguez Larreta quedará más solo en la carrera, que se definiría (según asegura Macri) mediante las primarias abiertas, si son variados los competidores.

Como sea, el anuncio que difundió ayer el macrismo es que "la senadora nacional Gabriela Michetti y el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, visitarán el Centro de Día Nº 29 en el barrio de Parque Patricios".

Invitan, además, a ver a la legisladora y el funcionario participando de talleres de música y baile que se brindan en esas instituciones para personas de la tercera edad.

Ritondo ya inició su campaña en la costa, que incluyó pegatina de afiches y diversas actividades. Hasta ahora, Macri no le pone freno a la interna, aunque hoy quieran simular que todos son amigos dentro del PRO, cuando aún la lista de aspirantes se seguirá agrandando.

Patricia García

Dejá tu comentario