Cristina Álvarez Rodríguez: "La oposición tiene la oportunidad de no avalar la mesa judicial"

Edición Impresa

Llama a que la UCR tome posición ante el pedido de juicio político a Conte Grand. “Si el radicalismo no expone las diferencias con el PRO, los halcones se devoran a las palomas”. En otro orden, la funcionaria de Axel Kicillof también destacó el trabajo con los 135 intendentes.

Cristina Álvarez Rodríguez asumió en septiembre pasado como ministra de Gobierno bonaerense. Fue uno de los cambios necesarios que introdujo el gobernador Axel Kicillof luego de la dura derrota en las PASO. Su llegada formó parte de un plan estratégico, que también incluyó a los intendentes con licencia Marín Insaurralde y Leo Nardini, para inyectarle a la gestión provincial una cuota de territorialidad y, a la vez, lograr la contención necesaria para que los jefes comunales puedan reactivar su tracción de voto local algo que, en definitiva, se terminó plasmando en las legislativas de noviembre.

“Nos sumamos a un gabinete que trabajó muy duro cuando no había manuales para gobernar en medio de una pandemia mundial. Hoy tenemos una campaña de vacunación con más de 30 millones de dosis aplicadas, con el reequipamiento del sistema de salud y con el esfuerzo de todo el personal. Vinimos a contribuir para seguir trabajando en la dirección que Axel puso al gobierno”, asegura la funcionaria provincial en diálogo con Ámbito.

Periodista: Los intendentes venían reclamando mayor participación en la Provincia. Con los cambios que se hicieron en el gabinete, ¿se mejoró el vínculo con la Provincia?

Cristina Álvarez Rodríguez: Tenemos un diálogo abierto y fluido con los 135 intendentes e intendentas. El trabajo con los distritos es permanente. En la actualidad, estamos llevando adelante el plan 6x6 que, tras seis años muy difíciles, con un abandono muy complicado con los cuatro años de Vidal y los dos de la pandemia, nos llevó a que se deban cambiar las prioridades del gobierno que se pensaba desde 2019. Ahora se vienen 6 años de revitalización, de reconstrucción, de básicamente poner de pie la Provincia con trabajo e inclusión. Tenemos más de 3600 obras en escuelas y 54 edificios nuevos, un trabajo en la generación de viviendas que se ha revitalizado ya que en los años de Vidal no se hizo nada en esta línea.

P.: ¿Y cómo se viene dando el vínculo con la oposición?

C.A.R.: Tenemos una oposición que, a nivel nacional, nos dejó sin presupuesto y que, en la provincia, logramos que nos lo aprueben y eso nos da un marco de referencia. Pero lo cierto es que la oposición no se hace cargo de nada de lo que hicieron en los cuatro años de gobierno y de cómo se opusieron a la vacunación y un montón de políticas públicas que hoy nos permiten tener una temporada de verano exitosa con más de 1.200.000 turistas. Algo que hubiera sido imposible sin vacunas. Es una oposición que gobernó muy mal y que ahora acompaña bastante poco. Pero tienen la oportunidad de no avalar la mesa judicial, de no comprometerse con este escándalo que le hace mal a la democracia.

P.: ¿Qué es lo que exponen estas filmaciones de funcionarios de la exgobernadora María Eugenia Vidal junto a exagentes de la AFI, y otros políticos y empresarios?

C.A.R.: Marcan que en el gobierno de Vidal y de (Mauricio) Macri hubo un funcionamiento del estado de imposición del poder Ejecutivo sobre el Judicial para armar causas con los servicios de inteligencia. Además de realizar inteligencia interna, algo que es delito, para acusar a opositores o sindicalistas. Es un hecho gravísimo, pero hoy están los poderes del estado funcionando con independencia.

P.: Está en peligro el quórum para el juicio político a Conte Grand que presentó el bloque del FdT en la Cámara baja bonaerense, ¿cree que se puede convencer a algún sector de la oposición?

C.A.R.: Tenemos una expectativa vinculada al radicalismo. Es un partido centenario que tiene una vida democrática de respeto por la república y las instituciones. En algún momento se van a manifestar con alguna dirección concreta porque nos llenamos la boca hablando del respeto a las instituciones y a la democracia, pero lo que pasó fue de extrema gravedad. La actitud de Conte Grand, quien es nombrado en las filmaciones como parte acordada para avanzar con el armado de causas es muy importante.

P.: ¿Considera que es posible que la UCR accione en disidencia con el resto de Juntos?

C.A.R.: El radicalismo debe mostrar diferencias con el PRO porque si no los halcones se devoran a las palomas.

P.: ¿Cómo califica el rol de Vidal en esta causa?

C.A.R.: Vidal, días antes de lo que reflejan esas filmaciones estuvo reunida con Macri y Arribas en la Casa Rosada. La realidad es que no son hechos aislados. La responsable de la AFI dice que hay más videos. Creemos que hay un modus operandi, y que realmente es algo que no podemos permitir y que tenemos que investigar para poder llegar ante las últimas consecuencias para no naturalizar hechos de extrema gravedad.

P.: ¿Vidal pudo no ser parte?

C.A.R.: Ella tuvo un delay para salir a hablar y después no dijo nada. Dice que es una mesa de trabajo, una mesa institucional. Formé parte de otros gobiernos y nunca vi una mesa de este estilo. Decir que es una mesa de trabajo es confirmar que Vidal era parte de esto. No admite que fue un hecho gravísimo. Hubo cableado en las cárceles bonaerenses para escuchar presos. Hubo instalación de centrales de inteligencia en el Conurbano hasta que después se terminaron espiando ellos mismos y terminaron levantándolo. Todo eso fue con autorización de Vidal. Decir que desconocía lo sucedido hubiera sido mejor que hablar de una mesa de trabajo.

Dejá tu comentario