20 de noviembre 2017 - 00:00

Más deuda: Gobierno colocará esta semana Letes por u$s 900 M

Entre mañana y el miércoles el Ministerio de Finanzas ofrecerá títulos a siete y doce meses, con tasas del 2,84% y del 3,09%, respectivamente.

Luis Caputo
Luis Caputo
El Gobierno volverá a salir entre mañana y el miércoles al mercado local para conseguir financiamiento por u$s900 millones en una nueva licitación de Letras del Tesoro (Letes) en dólares en dos tramos. El Ministerio de Finanzas buscará colocar deuda a siete y doce meses, aprovechando la fuerte demanda de los inversores por estos títulos, que ofrecen rendimientos atractivos para el corto plazo.

La entidad que lidera Luis Caputo realizará la reapertura de las Letras a 217 días (con vencimiento el 29 de junio de 2018) por u$s450 millones a una tasa del 2,84% anual y la de las Letes a 357 días (con vencimiento el 16 de noviembre del año que viene) por otros u$s450 millones, por los cuales ofrecerá un rendimiento del 3,09%. Al igual que en las licitaciones anteriores, se adjudicarán primero las órdenes minoristas por hasta u$s50.000. En las últimas oportunidades, la demanda de los inversores llegó a triplicar y hasta cuadruplicar los montos buscados por el Gobierno, principalmente, para refinanciar deuda, aunque también para recaudar fondos.

Esto ocurre debido a que las Letes ofrecen ciertas ventajas respecto a otros instrumentos, como los plazos fijos en dólares, que arrojan un retorno de apenas un 0,05% en dólares. Además, los inversores pueden obtener divisas a un menor valor, ya que pueden suscribirse a la operación tanto en dólares como en pesos, al valor del tipo de cambio mayorista que indica el BCRA en la Comunicación "A" 3500 (en esta ocasión se utilizará el valor de cierre de mañana). Para aquellos que posean un perfil inversor más conservador, las Letras en dólares son consideradas como un activo seguro debido a que no están expuestas a la volatilidad.

Si bien el Gobierno aún apuesta por seguir ampliando los plazos de colocación, los inversores todavía mantienen cierta prudencia para colocar deuda a mayores plazos. Este hecho se ve reflejado en las diversas colocaciones, donde la demanda se ve más concentrada generalmente sobre los títulos de menor duración y, cuando estuvo la posibilidad, los inversores se mantuvieron más reacios a adquirir títulos con vencimiento a más de un año. Además, mientras se avance sobre esta cuestión, el ministerio irá buscando de a poco ir bajando las tasas ofrecidas.

Dejá tu comentario