Más que baja, derrape

Edición Impresa

Otra jornada bajista en la Bolsa de Nueva York, que parece haber entrado en una pendiente sin fin a la vista, las causas de la ultima baja son varias, a saber: las acciones del sector energético encabezaron una venta vespertina el martes, luego de que el precio del crudo se hundiera 7,1%, a 55,69 dólares el barril, su cotización más baja desde diciembre de 2017. Durante la rueda del miércoles las tecnológicas dieron la nota negativa encabezada por Apple y esta vez estuvieron acompañadas por las bancarias.

El Departamento del Trabajo anunció que los precios al consumidor tuvieron en octubre su mayor alza en nueve meses por el aumento de los costos del combustible y del alquiler de viviendas, lo que demuestra una inflación que se acelera en forma sostenida y mantendría a la Fed encaminada a otra suba de tasas en diciembre.

El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 25.080,50 puntos bajando el 0.81%, el S&P500 se situó en los 2.701,58 puntos perdiendo el 0.76% y el Nasdaq Composite depreciándose el 0.90% llegó a los 7.136,39 puntos.

En Europa los índices de las principales bolsas también cerraron en rojo: París perdió el 0.65%, Madrid 0.42%, Londres 0.28%, Francfort 0.52% y Milán 0.78%.

• La noticia relevante - El patrimonio de Estados Unidos podría sumar casi 5 millones de personas a su fuerza laboral si perfeccionara las condiciones para las trabajadoras, como los permisos por maternidad, indicó el Banco de la Reserva Federal de San Francisco. La escasez de mano de obra se ha vuelto una preocupación cada vez mayor para las empresas ahora que la desocupación ha caído al 3,7%. "Parte del problema es el declive en la tasa a la cual las personas en edad laboral participan en la fuerza de trabajo". El artículo de la Fed de San Francisco, cuya autora es la nueva presidenta del banco central, Mary Daly, sondeó la creciente tasa de participación en Canadá.

La investigación demostró que la discrepancia se podría atribuir a políticas como "los subsidios para el cuidado de los niños y de permisos por maternidad que le facilitan a las canadienses, seguir en la fuerza laboral después de que tienen hijos. Queda claro el contraste entre los incentivos que Canadá y Estados Unidos ofrecen a las trabajadoras entre 25 y 54 años para que sigan vinculadas a la fuerza laboral".

Dejá tu comentario