10 de abril 2013 - 00:00

Medios: gestión de urgencia para demorar el fallo

Horacio Alfonso
Horacio Alfonso
Mensajes de texto y murmullos insistentes encendieron luces amarillas ayer cuando Ricardo Lorenzetti finalizaba su discurso en la presentación del plan de capacitación para el Poder Judicial: con enorme velocidad, entre la concurrencia (jueces y fiscales federales) se instaló la percepción de que por la tarde la Cámara Federal en lo Civil y Comercial emitiría su fallo sobre la apelación del monopolio Clarín a la sentencia del juez Horacio Alfonso, quien entendió como constitucionales los artículos de la ley de medios que regulan la desinversión.

Esta resolución, a cargo de los camaristas Francisco De las Carreras, Susana Najurieta y Ricardo Guarinoni, tendrá un gusto amargo para el Gobierno, ya que todo indica que revocará la decisión de primera instancia.

Un nuevo revés procesal para el kirchnerismo que, de haberse conocido ayer, a horas del anuncio presidencial de los proyectos de reforma judicial, hubiera constituido una respuesta contundente por parte de una Cámara enfrentada con Balcarce 50.

La posibilidad de una resolución inminente creció alrededor de las 14 horas, cuando dos abogados de Clarín fueron vistos en la planta baja del Palacio de Tribunales, en las cercanías de los despachos de los camaristas.

Las novedades no tardaron en llegar a la Jefatura de Gabinete y al AFSCA, cuyos abogados estuvieron muy cerca de dirigirse hacia los tribunales para notificarse al mismo tiempo que los de la empresa.

Entre los integrantes de la Cámara en lo Civil y Comercial hubo diversos contactos, y una gestión de urgencia, de tinte más político que procesal, logró que la publicación del fallo se demore unos días.

En la Corte Suprema también respiraron aliviados ya que una resolución adversa en una cuestión de alta sensibilidad para el Gobierno habría conspirado contra el estilo que exhibió Lorenzetti ayer.

El oficialismo sabe que el fallo es inminente y por eso ya bosqueja los borradores finales de la apelación que se presentará ante la Corte con la expectativa de recibir menos críticas de las habituales, cuando comience a escribirse el último capítulo de una puja que ha dominado la política en los últimos seis meses.

Milton Merlo

Dejá tu comentario