4 de febrero 2013 - 00:00

Medios: sigue road show de Clarín en busca de cautelares

Eugenio Zaffaroni
Eugenio Zaffaroni
La pelea judicial que protagonizan el Gobierno y el Grupo Clarín por la aplicación de la ley de medios tiene un nuevo frente en la Justicia federal de Mar del Plata. Allí la empresa también presentó una medida cautelar contra los artículos de desinversión y esta semana los jueces de la Cámara, que se han declarado competentes a pesar de la conexidad con el expediente que ahora analizan los camaristas porteños Francisco De las Carreras, Ricardo Guarinoni y Susana Najurieta, deben responder el requerimiento del fiscal general Daniel Adler, quien cuestiona su intervención en el expediente. Un giro de la estrategia concebida por los letrados de Clarín y que llevará al kirchnerismo a nuevas pujas en diversas jurisdicciones del interior.

Conexidad

Adler sostiene que los jueces marplatenses Jorge Ferro y Alejandro Tazza debieron declararse incompetentes, como sus pares de primera instancia, ante el planteo de Clarín. En su requerimiento expone argumentos de conexidad entre la causa que se discute en Buenos Aires y la que tramita en la ciudad costera.

En términos del Derecho la causa que se encuentra en la Cámara de Mar del Plata puede ser clave: si el fallo es distinto al entendimiento de la Sala I de la Cámara porteña (el objeto procesal es idéntico), se daría una discrepancia en términos de jurisprudencia en una causa de alta visibilidad pública.

La Cámara marplatense es un ámbito de enormes influencias. Tiene competencia sobre todos los delitos que entiende la justicia federal, desde irregularidades en matrículas de buques pesqueros hasta causas de narcotráfico que desde siempre han dominado esa instancia. Es por esto que son jueces de alto handicap a pesar de no atender en Comodoro Py.

Ferro es un exponente clásico de la lista Bordó, que actualmente nuclea a los jueces críticos para con el oficialismo. Por su parte Tazza se halla más cerca de la Celeste, de buena sintonía con el Gobierno.

Conocedores de la conexidad entre los expedientes, los abogados de la compañía apelaron a una táctica sencilla: en Mar del Plata la parte que se presenta a reclamar es Cablevisión y no el Grupo Clarín. Un detalle que, con idéntico objeto y causa en ambos expedientes, posibilita una excepción a las normas de la litispendencia.

Entre los abogados del Gobierno toma fuerza la concreción de un escenario que despierta diversas inquietudes: el Grupo Clarín avanza en su plan de iniciar distintas presentaciones ante cámaras federales del interior mediante empresas de su propiedad. El objetivo no es extender los tiempos, ya que en definitiva la palabra final la tendrá la Corte Suprema por la causa que actualmente está en la Cámara porteña, sino lograr distintas medidas cautelares que sean similares a las que ya han firmado De las Carreras y Najurieta. Entienden que estos fallos serían una suerte de avales para presentar cuando el debate final llegue al cuarto piso del palacio de Tribunales.

Ante esta hipótesis, los abogados de la Jefatura de Gabinete y de la Procuración del Tesoro recordaban el pasado viernes que las cautelares tienen mala imagen entre algunos ministros de la Corte, como es el caso de Ricardo Lorenzetti y Eugenio Zaffaroni.

Respuesta

Esta semana se espera la respuesta del Gobierno a los argumentos que presentó Clarín en la ampliación de la apelación al fallo de primera instancia del juez Horacio Alfonso. Luego la Sala I de la Cámara estará en condiciones de resolver.

Dejá tu comentario