Merval subió 3,75%, impulsado por energéticas y los bancos

Edición Impresa

Las acciones anotaron alzas de hasta 7,45%, luego de que el Senado aprobara el Presupuesto 2019. Analistas lo consideran un factor clave para mantener el apoyo continuo del FMI..

El Merval trepó ayer un 3,75% y alcanzó los 30.667 puntos, impulsado por la tendencia impuesta desde el sector energético, en una plaza avalada por señales locales positivas, tras la aprobación del Presupuesto 2019. En lo que va del año, el panel líder acumula un alza de apenas 1,3%, lo que implica una fuerte caída en términos reales, dado que la inflación acumulada ascendió al 39,5% hasta octubre, de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor, que dio a conocer ayer el INDEC (ver pág. 3). En caso de que el número de noviembre se ubique en torno al 3%, en los primeros once meses, la inflación crecería al 43%.

El panel de acciones se vio impulsado principalmente por Banco Francés (+7,45%), Central Puerto (+6,6%) y Edenor (+6,4%), en una jornada donde el índice terminó con todos los papeles en terreno positivo. En ese sentido, Gabriel Torres, vicepresidente- senior credit officer de Moody's, consideró que "la aprobación del Presupuesto es clave para mantener el apoyo continuo del FMI, lo cual es positivo para el perfil crediticio del país ya que permitirá a la Argentina cubrir sus necesidades de financiamiento para 2018/2019, a pesar de tener limitado el acceso a los mercados".

Desde la consultora Portfolio Personal, puntualizaron que "hubo dos noticias positivas que el mercado esperaba con ansias. En primer lugar, el Senado aprobó el Presupuesto 2019 (...) en la cual Cambiemos se anotó un gran triunfo, y por otro lado, se dieron a conocer los resultados de la licitación de Letes en dólares, los cuales fueron óptimos para el Gobierno". Ayer a la mañana, el oficialismo logró convertir en Ley el Presupuesto 2019 y un paquete de leyes económicas con el respaldo de una parte del Bloque Justicialista, que dejó en evidencia sus fisuras, luego de una extensa sesión (ver página 13).

Por otra parte, en el segmento de renta fija, los principales bonos en dólares (que cotizan en pesos) finalizaron con resultados mixtos. El Discount bajo ley argentina descendió un 0,3%, el Bonar 2024 terminó casi estable y el Bonar 2020 ascendió un 0,6%. En este marco, el riesgo país volvió a subir. En esta oportunidad, el índice que mide la sobretasa que pagan los países para emitir deuda con respecto a los bonos de EE.UU. avanzó 1,5% a 650 puntos básicos. Esto significa que si el Gobierno quisiera salir a emitir un bono a diez años, debería pagar una tasa del 9,61%, ya que el rendimiento de los títulos del Tesoro estadounidense a diez años cerró ayer en 3,11%.

Por otra parte, luego de tres avances consecutivos, el dólar cedió un centavo ayer a $37,01. Al igual que el miércoles, el billete se desacopló del mayorista, que avanzó 15 centavos a $36,05 y así volvió al mismo nivel del martes, el más alto de las últimas dos semanas. El volumen total operado cayó 28% respecto al miércoles, a u$s533 millones.

Leliq

Fue en un día en el cual el Banco Central convalidó el noveno recorte de la tasa de las Leliq a ocho días, en una subasta en la cual se adjudicaron $183.543 millones. La tasa promedio de corte se ubicó en 62,5% (el miércoles fue del 63,3%) y el rendimiento máximo adjudicado del 63,5%, contra el 64,1% de la víspera.

Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio, sostuvo que "la nueva rebaja dispuesta por la entidad que lidera Guido Sandleris para las tasas que surgieron de la licitación de las Leliq tampoco tuvo impacto directo y visible en la evolución del dólar, abonando la teoría que indica que la sintonía fina aplicada por el BCRA pretende alejar los movimientos bruscos de los precios para montar un escenario de estabilidad en el último bimestre del año". "En un escenario de marcada tranquilidad y sin presiones a la vista, el tipo de cambio insinúa por momentos un mayor acercamiento a la banda inferior de la zona de no intervención oficial (en $35,51) pero sin lograrlo definitivamente".

En el mercado de dinero entre bancos, el "call money" se operó a un promedio del 59%. En el ROFEX, se contabilizaron u$s 552 millones, de los cuales más del 60% se pactó entre noviembre ($37,13) y diciembre ($38,59) con tasas del 72,90% y 55,91% nominal anual, respectivamente.

En el mercado informal, en tanto, el "blue" subió nueve centavos a $36,09, pero siguió cotizando por debajo del billete oficial. De esta manera, la brecha cambiaria siguió manteniéndose en terreno negativo (-2,5%). Por su parte, las reservas internacionales del Banco Central disminuyeron u$s138 millones hasta los u$s52.694 millones.

Dejá tu comentario