1 de marzo 2011 - 00:00

Mes frío en el verano

Mes frío en el verano
El viernes había dejado de llover «papel», y tal aspecto nos parecía lo más rescatable dentro de una semana en la que al Merval lo habían traído a los golpes. Quedaba abierta la posibilidad de intentar un repunte más confiado, en la rueda que sellaba el tránsito por febrero, aunque para ello no alcanzaba con una oferta muy recatada: había que contar con reaparición de cierta magnitud, en la fuerza compradora. En definitiva, solamente una de las condiciones se pudo plasmar, con vendedores de manos apretadas, pero sin presencia importante en la contrapartida.

En tanto, en el exterior, esos datos que se suelen jugar astutamente en torno del Dow Jones permitieron concluir el mes con buen incremento del 0,9%, que en Europa resultaba de tono inferior. Y más opaco todavía, en el cierre mensual del Bovespa, quedando insípido, sin definición, en terreno neutro.

El Merval consiguió la mitad de lo que buscaba, no seguir bajando, faltando la otra respuesta. Y si bien pudo sumar un tenue 0,6% de aumento, esto no ayudó demasiado a enjugar lo que fue un mes de pérdidas de cierta notoriedad. Con mínimo en 3.436 puntos, el máximo se instaló en los 3.479 y para finalizar en zona de 3.455 unidades. Porcentual del 0,6% en la lista principal, para rozar el 1% en la nómina de las locales. Diferencias muy contundentes, por las alzas, con «60» títulos retocados en avance y solamente «14» que descendieron. Sin embargo, el ritmo de negocios no avaló las variables positivas y con un total que no pasó de $ 40 millones de efectivo: todo fue conseguido a través de ausencia vendedora, en una rueda final que lució muchos «lunares» operativos y un ritmo tedioso.

El Dow Jones tuvo uno de sus buenos pasajes, para evadir los baches bajistas y poder hacerse de un muy interesante 2,87% de ganancia. En San Pablo, solamente el quedarse en superficie fue lo más elogiable, cerrando con tenue 0,58% de positivo. Y, en la otra vereda, un saldo Merval que resultó adverso -y amplio- como para anotar el 3,82% de rebaja respecto del final de enero. Hubo corrección manifiesta, también carencia de demanda en buena parte de un mes frío por demás en pleno verano. Y la Bolsa, con pulóver.

Dejá tu comentario