31 de octubre 2012 - 00:00

Miceli, más complicada por la declaración de dos policías

Felisa Miceli
Felisa Miceli
La exministra de Economía Felisa Miceli quedó ayer más complicada con la declaración de los dos policías que hallaron una bolsa de dinero en su despacho, en 2007. Los efectivos de la Brigada de Explosivos dieron cuenta de que parte de la plata se encontraba en un envase termosellado propio de una entidad bancaria, lo que contradice la versión de la exfuncionaria en cuanto a que ella misma había armado ese envoltorio. El fiscal del caso, Fernando Arrigo, prometió sumar a las acusaciones por presunto encubrimiento y destrucción de pruebas la de supuesta percepción de dádivas.

La audiencia de ayer, segunda en el juicio oral que se le sigue a Miceli, se consumió con las declaraciones del cabo primero Carlos Isaías y del subinspector Patricio Palo, responsables de la revisión del despacho de la entonces funcionaria y del hallazgo de la bolsa con 100 mil pesos y 31.670 dólares.

Los abogados de la imputada martillaron sobre las dudas y olvidos de los policías. La estrategia de la defensa apuntará a declarar la nulidad del acta en la que consta el dinero hallado en un placard del baño del despacho de Miceli. De ese modo, entienden los letrados, caería toda la causa.

Los policías declararon por varias horas y dieron detalles de la inspección sobre una pizarra en la que figuraba un croquis del quinto piso del Ministerio de Economía.

Dijeron haber acudido a las 7 del 5 de junio de 2007 a una revisión de rutina que se hacía «desde los tiempos de (José Alfredo) Martínez de Hoz, porque le habían puesto dos artefactos explosivos», contó Palo.

El responsable del hallazgo en el baño fue Isaías. El cabo primero dijo que el sellado de los billetes de moneda nacional era perfecto y descartó que hubiese podido ser confeccionado en forma casera. Palo fue en la misma línea y explicó que, como superior jerárquico en el operativo, resolvió contar los dólares y mantener sellados los pesos, para no violentar el fajo. A continuación, relató los pormenores del acta que levantó en presencia de una de las secretarias de Miceli, y su posterior comparecencia al Banco Central ante el fiscal de primera instancia Guillermo Marijuan para reconocer la bolsa hallada.

El relato de los efectivos complica la estrategia de la exministra y actual asesora de la asociación Madres de Plaza de Mayo. Es que durante la tramitación del sumario alegó que el dinero había sido obtenido de préstamos de su hermano (los pesos) y de una amiga (los dólares). Y que había resuelto precintar por su cuenta los billetes de moneda nacional.

Ante el pedido de los querellantes de exhibirle a Palo las fotografías de los billetes, los miembros del Tribunal Federal 2 se negaron por entender que podía afectar la defensa en juicio de la sospechosa.

En la primera audiencia, Miceli se negó a prestar declaración y sólo dijo ser inocente de los cargos en su contra. Contó también de su actual desempeño en las Madres de Plaza de Mayo y que entre ese trabajo y otros en el ámbito privado percibe un ingreso mensual de entre 25 y 28 mil pesos.

Dejá tu comentario