Moni es la primera fintech argentina que tendrá de socio al BID

Edición Impresa

El Banco Interamericano de Desarrollo, a través de su brazo para el sector privado, hizo un aporte de capital de u$s3 M, que ampliará a u$s5 M.

Moni es la primera fintech argentina que tendrá como socio al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). A través de BID Invest -su brazo para financiar al sector privado- el organismo multilateral hizo un aporte de capital de u$s3 millones, que ampliará a u$s5 millones en el corto plazo.

Esta es la primera empresa del sector de las finanzas no tradicionales que recibirá un aporte del banco que preside el colombiano Luis Alberto Moreno. Moni Online es un proveedor de servicios financieros digitales que opera en la Argentina y tiene una filial en México. Su negocio apunta a proveer el acceso a servicios financieros a individuos no bancarizados y sub-bancarizados. Según datos proporcionados por la propia empresa, está trabajando con más de 110.000 clientes con una operatoria 100% digital, siendo uno de los principales proveedores de servicios financieros digitales.

Actualmente ofrece productos de sobregiro, crédito a plazo y pago de servicios basados en una plataforma digital, que tiene una herramienta fundamental en los teléfonos inteligentes.

El BID busca colaborar en el proceso de inclusión financiera para el cual estas empresas se han mostrado mucho más proclives que el sector bancario tradicional.

Esta es la primera inversión directa que hace el BID en una fintech. Se trata de un préstamo convertible, porque al cabo de un tiempo se transforma en aporte de capital. Para la próxima ronda de capitalización el Banco hará un aporte adicional de u$s2 millones e ingresará como socio pleno. Con posibilidad de influir sobre la orientación de las políticas de la compañía.

En América Latina hay en la actualidad cerca de 800 fintech en actividad. México, Argentina, Brasil y Colombia son los países donde tienen una presencia más desarrollada.

Según el diagnóstico del BID, en la Argentina hay un nivel de bancarización muy bajo entre las personas y también un bajo nivel de apoyo financiero a las pequeñas y medianas empresas. Y tiene un gran potencial para desarrollar.

En ese marco, el laboratorio de inversiones hace un relevamiento permanente de empresas. Y también hay otras que acercan propuestas para ser evaluadas. Actualmente hay varias en observación. Pero el objetivo es concretar una o dos operaciones de este tipo en el año.

"Hacemos un mapeo para detectar jugadores importantes en el mercado de las finanzas inclusivas. Conversamos con ellos y vemos si tienen necesidades inmediatas que podamos ayudar a resolver con nuestro aporte", explicó a Ámbito Financiero Aitor Ezcurra, jefe de División de Corporativos de BID Invest.

"Consideramos que Moni está trabajando muy bien en la tarea de facilitar la inclusión financiera de los sectores que hoy están afuera del sistema. Por eso la elegimos. El préstamo no es un subsidio ni se regala. La empresa se compromete a devolverlo, pero los tipos de interés que se aplican son un poco más competitivos que los del mercado", añadió.

Con un portafolio de u$s11.200 millones en activos bajo administración y 330 clientes en 23 países, BID Invest provee "soluciones financieras innovadoras y servicios de asesoría que responden a las demandas de sus clientes en una variedad de sectores", según precisó en un comunicado.

Dejá tu comentario