Nada nuevo y el mercado sigue adelante

Edición Impresa

La historia es la misma de las últimas semanas, es decir, los balances están mandando en qué sentido se mueve el mercado. Cuando decimos esto no significa necesariamente los «pesos pesado» del mercado, sino lo que podríamos llamar el conceso (tal vez porque ellos reflejan mejor lo que ocurre en la economía que las mayores cotizantes).

Es así que ayer tuvimos algunos pesos pesado como Exxon, la segunda mayor empresa bursátil del planeta; y UPS, la mayor transportista del planeta, cuyos resultados del último trimestre estuvieron por debajo de lo que esperaban los analistas e inversores. A esto podemos sumar que los datos sobre el empleo no fueron de lo mejor (en cambio el sector inmobiliario sorprendió positivamente), y aun así el Promedio Industrial trepó un 0,87% a 13.204,62 puntos impulsado por los papeles de telecomunicaciones y consumo minorista (en cuanto sectores), mientras que Wal-Mart, calmado el escándalo conocido el día anterior, recuperó algo de lo cedido colocándose como el ganador del Dow. La estrella del día, sin embargo, fue Amazon, que si bien resultó golpeada por los mayores costos de depósito, tecnología y marketing superó las previsiones de los especialistas. Como decimos, los balances son lo que ha estado fijando el rumbo del mercado bursátil y si nada cambia significativamente parece razonable apostar a que éste será el camino de las próximas dos semanas.

Dejá tu comentario