Nadie definió que Russo se vaya

Edición Impresa

 Idas, vueltas, comentarios, precisiones de dudoso origen, primicia sin chequear y demás yerbas. Lo cierto es que San Lorenzo hoy vive un mar de fondo que alguna consecuencia traerá, independientemente de la continuidad o no de Miguel Ángel Russo. Un plantel que cuenta con igual o mayor cantidad de objeciones de las que hoy se depositan sobre el cuerpo técnico, pero que ayer tuvo un gesto en la privacidad y también en público. En el entrenamiento matutino a puertas cerradas que dispuso el entrenador hubo un fuerte apoyo a la gestión de Russo y, por la tarde, en los micrófonos de La Red, Agustín Orión, referente de peso del vestuario cuervo, cerró con un claro mensaje: «Estamos a muerte con el técnico».
A pesar que trascendió que Rafael Savino se comunicó con algunos hombres de peso del equipo, ayer cerca de las 21, sin una determinación tomada, se reunieron en las oficinas de Ideas del Sur, Savino, los dos vicepresidentes, el secretario del club, el tesorero, el intendente y uno de los vocales que mejor relación tiene con los jugadores y con el propio Russo, Daniel Fernández. A ellos obviamente se les sumó el hombre de la casa, Marcelo Tinelli. A pesar de la extensión de la cumbre, no se llegó a ninguna definición. Los nombres que trascendieron como supuestos reemplazantes no se alejan mucho de los que se rumorearon. Diego Simeone, que estaría llegando en las próximas horas desde Europa, Nery Pumpido y Edgardo Bauza, que actualmente está trabajando en el Al Nassr de Arabia Saudita. Los dos últimos tienen en su currículum haber ganado la Libertadores en algún momento de su carrera (Pumpido en el 2002 con Olimpia y el «Patón» en Liga de Quito el año pasado). Pareciese que tienen el requisito necesario para cubrir la obsesión sanlorencista: conseguir la Copa, la misma en la que todavía tiene chances de superar la primera fase y en la que depende de sí mismo.

Dejá tu comentario