Nueva estocada al Mercosur: una ministra de Bolsonaro habló de una retirada

Edición Impresa

Tereza Cristina advirtió que la salida sería una opción si los reclamos del nuevo Gobierno son desoídos. Propuso, en cambio, concentrarse en el comercio con China.

Río de Janeiro - El Gobierno del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, que asumirá el 1 de enero, revisará los acuerdos del Mercosur y hasta podría retirarse del bloque si no hay mejoras, dijo la designada ministra de Agricultura, Tereza Cristina.

En una entrevista publicada ayer por O Globo, Cristina afirmó que Brasil "intenta fortalecer el Mercosur al decir lo que quiere" y que el país necesita ver reflejados en el bloque sus intereses. "Si nuestros planteos son desoídos, en un caso extremo nos retiraremos", subrayó.

"Pero no debe continuar como está. Es desventajoso para nosotros", aseguró la elegida por Bolsonaro para la cartera de Agricultura.

Para la actual diputada, vinculada al lobby de los agronegocios, el Mercosur es desigual para Brasil principalmente para productos como la leche o el arroz, que entran en el país y causan perjuicios a los pequeños productores locales.

"Es el momento de sentarnos y revisar el Mercosur. Sin dejar el protagonismo de Brasil y sin dejar de tener relaciones con nuestros vecinos, pero haciendo un acuerdo, tal vez, más moderno y mejor", consideró.

Los otros miembros del bloque son Argentina, Paraguay y Uruguay. Venezuela fue suspendida en 2017 debido a la "ruptura del orden democrático".

Sus dichos recuerdan los pronunciados por quien será el superministro económico de la futura administración, Paulo Guedes, quien en la noche del triunfo electoral, el 28 de octubre, dijo de mala manera a la prensa argentina que ni la Argentina ni el Mercosur "serán prioridad".

Cristina consideró a China como un mercado prioritario, sobre todo en lo que respecta a la carne, producto del cual Brasil es un importante productor mundial. También son importantes Indonesia, India y, en el caso de Irán, la futura ministra cree que este año la balanza comercial puede generar un superávit de más de 1.000 millones de dólares.

Sus comentarios llegan en momentos en que la Unión Europea (UE) espera darle un impulso final a la negociación comercial con Mercosur, según dijo recientemente la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström. Ambos bloques iniciaron hace casi veinte años negociaciones sobre un acuerdo comercial.

La victoria del ultraderechista en Brasil ya había generado incertidumbre en la UE por su visión sobre la política comercial y el papel del Mercosur.

La ministra austríaca Margarete Schramböck, cuyo país ejerce la presidencia pro témpore de la UE, apuntó que los pronunciamientos de Bolsonaro durante la campaña "indican que Brasil quiere renegociar y reabrir lo que ya se hizo".

Agencia AFP y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario