Nuevo desplante policial contra el alcalde De Blasio

Edición Impresa

  Nueva York - El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, asistió ayer al funeral del agente Wejinag Liu y llamó a la reconciliación, mientras decenas de policías de los miles presentes le dieron la espalda durante su intervención a modo de protesta.

"Desde sus inicios, Nueva York fue una ciudad tolerante, pero se dieron ocasiones en las que esa armonía fue desafiada", dijo De Blasio en el funeral de Wejinag Liu, el agente muerto a sangre fría el 20 de diciembre junto a su colega Rafael Ramos, de origen puertorriqueño. "Volvamos a dedicarnos a esas grandes tradiciones de mutuo entendimiento y de vivir en armonía", pidió en una de las ceremonias policiales más concurridas en la historia de la ciudad.

Apenas el alcalde tomó la palabra, decenas de agentes que se encontraban fuera de la funeraria y seguían la ceremonia a través de grandes pantallas gigantes le dieron la espalda en señal de protesta. Incluso una inscripción se vislumbró en el camino: "God Bless the NYPD. Dump De Blasio ("Dios bendiga a la Policía de Nueva York. Descarta a De Blasio").

No fue un gesto multitudinario, como sí sucedió en la despedida de Ramos, pero volvió a ser la imagen de la ceremonia a la que asistieron miles de policías, algunos provenientes de otras ciudades de Estados Unidos.

Agencias ANSA y Reuters

Dejá tu comentario