Nuevo round con Moreno por el precio de la fruta

Edición Impresa

Los empresarios frutícolas de Río Negro y de Neuquén protagonizarán hoy un nueva pulseada con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno, por el precio de compra de manzanas y peras a los productores. El horizonte de perspectivas en cuanto a la posibilidad de hallar una salida al conflicto con los chacareros de la mano del funcionario del Gobierno de Cristina de Kirchner es nebuloso. De hecho, horas antes de la reunión, los ejecutivos de las firmas Moño Azul, Ecofrut, Expofrut, Patagonian Fruits, Tres Ases y Kleppe, no habían acordado una propuesta conjunta para presentarle a Moreno. Sucede que luego del primer encuentro que el secretario kirchnerista organizó la semana pasada -en su despacho en el edificio porteño del Ministerio de Economía- para instar a los empresarios a que «hicieran un esfuerzo» para elevar el precio que pagan por el kilo de fruta a los productores, el frente empresarial quedó desarticulado, porque no todas las compañías que lo componen cuentan con las mismas posibilidades de acercarse a las peticiones del polémico funcionario.

Año difícil

Con algunos matices, en general las comercializadoras transitaron un año difícil -sobre todo en lo referente a las ventas para el mercado externo-, pero algunas lo padecieron más que otras y el estratega Moreno no vaciló en aprovechar las diferencias entre las empresas para debilitarlas y lograr su cometido.

Según los titulares de las empresas, la cifra que piden los chacareros no representa un costo accesible. Semanas atrás, la Federación de Productores pidió al Ejecutivo nacional, tractorazo de por medio frente a las plantas de empaque de Alto Valle, que interceda en la pelea con las compañías y les imponga un valor de 0,29 de dólar por kilo de fruta entregado para su comercialización.

Dejá tu comentario