Números mal, actitud peor

Edición Impresa

Wall Street operó en baja y los índices de referencia de la Bolsa de Nueva York finalizaron con números negativos. Los inversores se decantaban por las ventas ante una reunión que se llevaría a cabo entre el secretario de Estado Rex Tillerson y autoridades rusas en Berlin, por la guerra en Siria. El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 20.591,86 perdiendo el 0,29%, el S&P 500 se situó en los 2.344,93 puntos bajando el 0,38% y el Nasdaq Composite depreciándose el 0,52% llegó a los 5.836,16 puntos.

Ya comenzaron a llegar los resultados trimestrales y uno de los que sorprendió fue el de la compañía Delta Airlines por sus buenos números, mañana está prevista la entrada de tres grandes bancos: JP Morgan, Citigroup y Wells Fargo.

Por su parte las principales Bolsas europeas exceptuando Fráncfort que ganó el 0,1%, el resto cerró también con números negativos. Madrid perdió un 0,5%, Londres -0,2%, París 0,01% y Milán 0,5%,

United Airlines fue castigada el martes pasado en Wall Street con una pérdida del 1% en sus acciones, lo que representa una baja en su valor bursátil de 225 millones de dólares. El motivo fue el uso de la fuerza policial, en una de sus aeronaves contra un pasajero.

El director ejecutivo de la aerolínea United Oscar Muñoz manifesto que no se volverá a utilizar a policías para sacar a los pasajeros de los aviones en caso de sobreventa de pasajes y reiteró su "vergüenza" por el episodio del hombre, llamado David Dao, expulsado por la fuerza este domingo de uno de sus vuelos."No vamos a poner policías para retirarlos del avión. Sacar a un pasajero que ha reservado, pagado y se ha sentado, es inaudito".

Se solicitaron cuatro voluntarios para abandonar el vuelo, y tomar uno al día siguiente a cambio de 400 dólares y una noche en un hotel. United necesitaba esos asientos para trasladar tripulaciones, pero ningún pasajero aceptó la oferta. Ante esa situación, la empresa seleccionó al azar, mediante una computadora, a los pasajeros que tendrían que salir.

Tras rechazar ser uno de los voluntarios que la computadora eligió, Dao fue apartado a la fuerza de su asiento por un policía y sacado a rastras por el pasillo del avión. Muy feo todo.

Dejá tu comentario