Obama, en problemas: lo culpan de descuidar creación de empleo

Edición Impresa

Washington - La mayoría de los norteamericanos cree que el presidente Barack Obama descuidó la creación de empleo, y los temores sobre la economía amenazan a los demócratas de cara a las elecciones del 2 de noviembre, según una encuesta de Reuters-Ipsos. En una señal de los problemas que enfrenta el oficialismo demócrata, la encuesta divulgada ayer descubrió signos de una considerable diferencia con la oposición republicana en el entusiasmo sobre el interés en votar en los comicios legislativos.

Los norteamericanos manifestaron su profunda insatisfacción con la dirección que tomó la economía, lo que a su vez consideraron el mayor problema nacional. El desempleo se encuentra estancado en un incómodo 9,5%. Los consultados fueron más negativos en su calificación sobre el desempeño económico de Obama que en cualquier otra pregunta de la encuesta y la satisfacción sobre el tema cayó más bruscamente que en anteriores encuestas.

Sólo un 34% de los entrevistados aprobó el manejo de Obama sobre economía y empleo, comparado con el 46%, que lo calificó de insatisfactorio. Esta cifra representa un fuerte descenso respecto de principios de 2009, poco después de que asumiera el mandatario, cuando más de la mitad aprobaba su manejo de la peor crisis financiera en décadas.

«La gente todavía se siente insegura sobre su futuro», dijo el investigador de Ipsos Cliff Young. «Están gastando menos y ahorrando más. No están comprando una casa más grande ni un auto u otros bienes de lujo, porque están preocupados y esa preocupación también se manifiesta por el lado político», agregó.

Los presidentes normalmente pierden apoyo en las elecciones de mitad de mandato y los republicanos esperan retomar el control de la Cámara de Representantes en noviembre y repuntar en el Senado, lo que evitaría que Obama pueda conseguir otros éxitos legislativos, como las reformas a la salud y a Wall Street de este año. La encuesta entregó evidencia de que a los norteamericanos les disgusta que Obama y los demócratas prefieran gastar sus energías en reformas al sistema de salud y al financiero en vez de dedicarse exclusivamente a la creación de empleo. Un 67% de los votantes consultados creyó que Obama no se había enfocado lo suficiente en la creación de empleos comparado con la salud y la regulación bancaria.

El presidente respondió que tanto la salud como la regulación financiera son vitales para sentar las bases de la recuperación económica. «La gente cree que el presidente debería haberse focalizado mucho más en la economía que en la salud y la regulación financiera», dijo Young. «Desde la perspectiva del votante, no ven a la economía mejorando. No piensan que el Gobierno ha dado la atención debida a ese problema», agregó.

La encuesta fue una noticia sombría para los demócratas, que buscan mantenerse a distancia de los republicanos en los comicios de noviembre, en los que los estadounidenses elegirán a 435 miembros de la Cámara baja y a 37 de los 100 escaños del Senado. Los republicanos aventajan a los demócratas por un 46% al 44% en la encuesta.

La aprobación de Obama en el sondeo cayó a un 48%, frente al 50% alcanzado en la encuesta de junio. Esta cifra está en línea con otras encuestas que muestran un nivel de aprobación de poco menos del 50% y evidencia que, pese a todos los problemas del país, Obama se mantiene en general a flote.

Dejá tu comentario