Oposición quiere debatir pago del 15% en tarjetas

Edición Impresa

La retención del 15% que desde este fin de semana se aplica a las compras con tarjetas de crédito o a través de tarjetas de débito (tal como se terminó ratificando el sábado), tanto en el exterior como las realizadas por internet, ya desembarcó con un debate en el Congreso donde la oposición comenzó a poner en duda que la medida no necesita la votación de una ley. El radicalismo y el macrismo ya presentaron sus primeras críticas. De hecho, el jujeño Gerardo Morales pidió informes el viernes pasado sobre los mecanismos para la devolución de la percepción sobre las compras en los casos de empleados en relación de dependencia y monotributistas.

Está claro que tributariamente la cuestión es compleja. La AFIP tiene facultades de sobra para disponer pagos a cuenta del Impuesto a las Ganancias. Pero algunos contadores tienen dudas que pueda hacerlo en el caso de Bienes Personales.

La única regla que debe cumplir una resolución de ese tipo, como la 3378 sobre «Operaciones de adquisición de bienes y/o prestaciones y locaciones de servicios efectuadas en el exterior canceladas mediante la utilización de tarjetas de crédito y/o de compra. Adelanto de impuesto», para no ser encuadrado como un nuevo tributo es que siempre opere como pago a cuenta.

De ahí que el planteo que se hace en el Congreso se derive al caso de los monotributistas. Se alega que por la propia ley del Monotributo, a esos contribuyentes no se les puede aplicar ninguna percepción.

Esto es porque la propia definición de retención indica que ésta debe rebajar el monto final del impuesto a pagar. Está claro que todo pago adelantado o a cuenta debe deducirse de la liquidación final.

Lo que se preguntan los diputados y senadores de la oposición es cómo bajar esa percepción del pago mensual que realiza el monotributista si éste es una cuota fija e invariable.

Está claro que la retención sobre los consumos de tarjetas en el exterior les llegará directamente a las escalas más grandes del Monotributo. Es decir, el universo de contribuyentes más importante se hace con las escalas más altas, a pesar de que en muchos casos se trate de las categorías más sospechadas de ocultar en el Monotributo a grandes contribuyentes que eluden el régimen general.

De ahí que los pedidos de información que comenzaron a aparecer en el Congreso giren sobre la necesidad de que se regule la no percepción para quien no pueda usarla como pago a cuenta.

El planteo será, entonces, que a quien paga sólo Monotributo difícilmente podrá hacérsele la retención sobre las compras con tarjeta.

Anticipo

Ahora bien, si además del Monotributo, el contribuyente es responsable en Bienes Personales o tiene otro tipo de aporte al sistema, la discusión sobre la percepción del 15% seguramente será ganada por la AFIP y también su derecho a hacerlo por una resolución sin necesidad de votar una ley.

Ricardo Echegaray ya se adelantó a esa discusión: «Esto no es un nuevo impuesto», dijo la semana pasada, al presentar las dos resoluciones que obligan también a las empresas de tarjetas de crédito a informes sobre los consumos que se realicen en el exterior con detalle sobre fechas, montos comercios y rubros.

Así la AFIP explicó que unas 168.000 tarjetas de crédito realizaron compras por $ 7.400 millones en el exterior desde enero de 2011 hasta junio de este año.

Echegaray resumió: «Veremos esas excepciones, aunque me atrevo a decir que el 99,9 por ciento de los que viajan al exterior paga estos impuestos» y agregó: «En caso de que no tengan una figura fiscal para deducir este pago se verá de manera puntual cómo se lo acreditamos».

Ese mismo día se aclaró: «Las percepciones practicadas tendrán para los titulares de las respectivas tarjetas el carácter de impuesto ingresado y serán computables en la declaración jurada del Impuesto a las Ganancias o, en su caso, de Bienes Personales, correspondientes al período fiscal en el cual les fueron practicadas».

Ahora bien, cuando el adelanto genere saldo a favor en el gravamen, «éste tendrá el carácter de ingreso directo y podrá ser aplicado para la cancelación de otras obligaciones impositivas».

Dejá tu comentario