5 de enero 2011 - 00:00

Ordenan auditoría a Edesur: en 30 días habrá resultados

Julio De Vido
Julio De Vido
El Gobierno anunció ayer que ordenó una auditoría en Edesur debido a los cortes de luz de la última quincena de diciembre y que los resultados de la evaluación se conocerán en 30 días. Se abre así un plazo que puede derivar en una negociación con la italiana Enel, actualmente operadora de la distribuidora local, o en una nueva reestatización. En principio el accionista mayoritario no querría perder el activo, pero no se puede precisar hasta dónde aceptará negociar. Por su parte, el Gobierno parece estar midiendo el malestar de los consumidores por los cortes del servicio y evaluando el eventual rédito político de rescindir el contrato, considerando que el público suele estar a favor de las reestatizaciones.

En todo caso el tema se está tomando sin apremio, lo que permite pensar que es posible una salida negociada que implique, tal como ocurrió con Edelap en diciembre de 2008, un plan de inversiones acordado entre las partes para 2011 y en este caso en particular un compromiso de no distribuir dividendos por el ejercicio 2010, repitiendo lo que ocurrió por el mismo problema en 2009 .

El ministro Julio De Vido dijo ayer que instruyó por nota al titular del ENRE (Ente Nacional Regulador de la Electricidad), Mario de Casas, a la realización de una «auditoría integral», cuyos resultados deberán estar listos en 30 días. En los fundamentos, el ministro sos-tuvo que los cortes prolongados en el área de la distribuidora demostraron «un llamativo abandono del servicio y una incomprensible desidia en la regularización de los problemas».

Conclusión

Asimismo ayer se publicaron en el Boletín Oficial dos resoluciones del ENRE: una del 22 de septiembre que obliga a la empresa a elevar de $ 350 millones a $ 414 millones el plan de inversiones de 2010, y otra del 6 de octubre en la que se suspende sin plazo la evaluación para autorizar a la firma a distribuir dividendos correspondientes a 2009. Ambas normas ya habían sido notificadas a la compañía en su momento por lo que su publicación en el Boletín Oficial tiene un significado más bien político en el contexto actual, como para demostrar que las dificultades en la relación con Edesur son anteriores a los últimos cortes.

En la Resolución 525, el ENRE llega a la conclusión de que desde septiembre de 2006 a febrero de 2010 hay en Edesur una tendencia al incremento de la cantidad de fallas y del plazo de reparación, que no observa en las otras dos distribuidoras de jurisdicción nacional (Edenor y Edelap). La norma suspendió por 180 días la distribución de dividendos de 2009 y pidió la readaptación del plan de inversión. La empresa presentó la ampliación de los desembolsos y ofreció dejar en suspenso «sine die» el reparto de utilidades de 2009. Esto último fue aceptado por la Resolución 551 de octubre de 2010, pero según indicaron fuentes oficiales ayer, el ENRE continuaría analizando la información sobre ejecución de inversiones.

Respuesta

De Vido recordó que «Edelap estuvo al borde de la rescisión de su contrato en el verano pasado (en realidad en diciembre de 2008), hizo cambios profundos en la estructura gerencial y hoy tuvo un resultado infinitamente mejor que el año anterior». El ministro destacó la extensión de los cortes, que en algunos casos residenciales superaron las 48 horas sin suministro eléctrico, porque «la respuesta tiene que ser rápida».

En la nota al ENRE De Vido también precisó que la auditoría debe priorizar en su relevamiento «los reclamos presentados por los usuarios, la gravedad de los hechos, la cantidad de personal afectado por la empresa para responder a los reclamos y desperfectos, la suficiencia y grado de cumplimiento del plan de inversiones comprometido, y las inversiones realizadas para atender los incrementos de demanda en el verano».

Según De Vido, la auditoría integral abarca tanto el «punto de vista técnico como el contable para evaluar el nivel de inversiones necesario para que mejore el servicio». También remarcó que si el trabajo demuestra que hubo «abandono de servicio» de parte de Edesur, el contrato de concesión tiene «altísimo riesgo de ser revisado y rescindido».

En relación con las multas que se aplicarán a Edesur, Edenor y Edelap por los cortes de la última quincena, De Vido señaló que «siempre se paga de una u otra manera» y reiteró que los «pliegos son clarísimos, si hay corte hay multa», aunque hay plazos extensos para recurrir las sanciones y algunas de las que están firmes están pendientes de pago para considerar cuando se concrete la renegociación definitiva de los contratos.

Dejá tu comentario