Original “Cuartetazo” plástico propone su propio diálogo

Edición Impresa

• EN LA MUESTRA DE MAMAN FINE ARTS, CURADA POR RODRIGO ALONSO, PREDOMINA EL TONO PARÓDICO
Las obras son de Alberto Passolini, Nushi Muntaabski, Cynthia Cohen y Julián Prebisch.

La Galería Maman (Libertador 2475) exhibe hasta el 10 de noviembre la muestra de no muy feliz nombre pero acorde con los tiempos, "Cuartetazo". Bajo la curaduría de Rodrigo Alonso ha reunido obras de la colección permanente de la galería y artistas nacidos entre fines de los 60 y los 70 que, se supone, entablan un "diálogo", expresión también muy de "onda" entre curadores de aquí y de allá.

Alberto Passolini (Buenos Aires, 1968), autodidacta, aborda mediante citas el arte argentino a través de cuadros canónicos como su homenaje a Pueyrredón y a Della Valle con "La vuelta del malón", obra que tituló "Malona", siempre cuestionando la historia y en clave no exenta de humor e ironía. Aquí cita a "La caza del tigre" de Rubens, a "Lanceros de Urquiza", de León Pallière, a Pettoruti con "Pettoruti Vincitor"; sus" Farfallas", que inserta en "El día" (Aurora y Cefil) y "La noche" (Iris y Morfeo), del clasicista francés Pierre Guérin, y la mejor lograda "Riachuelo Rococó", una cita a Quinquela Martín.

Nushi Muntaabski (Buenos Aires,1963) desde hace varios años realiza sus obras en venecita. Sus paisajes y aves son homenajes, como el que tributa a Raquel Forner; animales seccionados, como el perro, o remolachas; herramientas de trabajo en el campo, como las aquí exhibidas en fragmentos que las hacen aun más rusticas. Quizás establezca un diálogo con las obras de Benedit.

También hace algunos años se expusieron las "joyas", anillos gigantes pintados de piedras preciosas de Cynthia Cohen (Buenos Aires, 1969) . En la actual exposición se exhiben grandes óleos de animales, el amenazante "Oso" o el intrincado "Elefante", obras de 2006, una combinación de pintura realista, en óleo y esmalte sobre tela, y algunos gestos expresionistas. Hay dos óleos que remiten a sus esmeraldas pero esta vez las facetas o tallados son una deconstrucción de la piedra preciosa. Es probable que la lectura remita a las pequeñas obras joya de Alejandro Caride, artista de la Colección Maman.

Julián Prebisch (Buenos Aires, 1977) realiza sus obras en materiales no convencionales, en formato cuadro, cuero de vaca sobre el que instala el soporte en el mismo material con una variación de aplicaciones de metal de formas geométricas. Es imposible no asociarlo a su padre, el gran artista Luis Fernando Benedit, cuya temática está tan ligada al campo argentino, pero su quehacer ha tomado un rumbo propio y un lenguaje personal.

Dejá tu comentario