Otra innecesaria remake de clásico del cine fantástico

Edición Impresa

Todas las semanas se estrenan remakes de películas fantásticas que nadie necesitaba. Y menos entendible es este nuevo “Hellboy”, cuya nueva versión implica no sólo extrañar el estilo del director original, Guillermo del Toro, sino también al inconfundible diablillo colorado Ron Perlman. O sea, si bien este engendro del demonio podría salvar al mundo, aquí el asunto es si esta nueva megaproducción podrá salvar la franquicia del comic de Dark Horse.

Hay que reconocer, sin embargo, que esta nueva “Hellboy” no está mal, que tiene imágenes logradas, y una trama que remonta bastante bien las dos horas de metraje. Eso a pesar de que al guión le sacaron los toques lovecraftianos de las dos películas de del Toro, para reemplazarlos por masacres apocalípticas menos imaginativas, aunque por momentos entretenidas.

Marshall es un director talentoso, tal como se vio en el film de culto “Centurión” (y en la saga de “El descenso”, más un par de episodios de “Game of Thrones”), pero un poco disperso a lo largo de esta oscura debacle que conecta el medioevo con la Segunda Guerra Mundial y el presente. El enorme presupuesto está bien aplicado a todas las escenas de acción sobrenatural.

Lo mejor es lo que respecta a Milla Jovovich, siempre lista para interpretar cualquier buen papel que implique descuartizar o ser descuartizada. Y lo peor es aceptar a David Harbour (“Stranger Things”) en el personaje de Ron Perlman.

“Hellboy” (EE.UU., 2019) Dir.: N. Marshall. Int.: D. Harbour, M. Jovovich, I. McShane.

Dejá tu comentario