22 de junio 2011 - 00:00

Palermo explicó por qué decidió dejar de jugar

Martín Palermo, el día de su despedida en la Bombonera. El delantero señaló que decidió su retiro por una lesión en su rodilla y para descomprimir el vestuario.
Martín Palermo, el día de su despedida en la Bombonera. El delantero señaló que decidió su retiro por una lesión en su rodilla y para descomprimir el vestuario.
El máximo goleador en la historia de Boca, Martín Palermo, confesó que tomó la decisión de retirarse por una lesión en una rodilla y, también, «para descomprimir el vestuario», en relación con su conflictiva relación con el volante Juan Román Riquelme.

«En las últimas semanas estaba sufriendo, realmente. Me estaba apareciendo líquido en la rodilla y tenía que infiltrarme para cada partido», explicó Palermo.

«Realmente no la estaba pasando bien -agregó-. Se me hacía cada día más duro participar de los entrenamientos».

El ya exdelantero aseguró, además, que tuvo todo el respaldo de su último técnico, Julio César Falcioni, y contó que su lesión era justamente el motivo por el que venía siendo reemplazado antes de que finalizaran los partidos.

«Falcioni sabía todo y me respaldó. Nunca dijimos nada para que no sonara a excusa y también para resguardar el trabajo del preparador físico, Gustavo Otero, quien en un momento estuvo muy cuestionado por la lesión de Riquelme», manifestó el «Titán».

Su relación con el propio Riquelme fue el otro motivo que expuso para explicar su retiro: «Hace varios años que no tenemos la misma relación que al principio. Nos llevábamos bien hasta que de un momento a otro se cortó. Se hizo una relación fría, de hola y chau y nada más».

«Nunca supe por qué había ocurrido esto, ni yo lo hablé ni Román lo habló. Se dio así, pasaron cosas que no se hablaron en su momento y después no hubo vuelta atrás», prosiguió.

Para Palermo, esta tirantez en su relación con el otro gran ídolo de los hinchas repercutía negativamente en el vestuario: «Sobre todo en los más chicos -contó-. Lo que sucedía generaba una situación incómoda hacia los compañeros, hacia el cuerpo técnico y también hacia los periodistas mismos».

«Por eso creo que mi salida va a servir para descomprimir un poco el vestuario», señaló Palermo, que calificó a Riquelme como «un grandísimo jugador al que en los últimos tiempos lo perjudicaron las lesiones», pero, a la vez, rechazó la posibilidad de reunirse con su excompañero para limar las asperezas.

Dejá tu comentario