Para las apuestas, no hay favorito

Edición Impresa

Cuando comenzó la Libertadores, tanto Boca como River partieron en el lote de los principales favoritos a ganar la Copa en las casas de apuestas. Los dos más grandes de Argentina multiplicaban por diez lo apostado y se ubicaban por debajo de los brasileños Palmeiras, Corinthians y Santos. Con la Superfinal consumada, la paridad para los apostadores no se modifica. En las principales casas de apuesta, ninguno de los dos es más candidato que el otro para quedarse con el título y, por el momento, ambos pagan exactamente lo mismo.

La ecuación cambia en aquellas casas que toman apuestas para el primer partido de la serie. Por la localía, es Boca quien paga menos en ese caso. En Bwin, un triunfo del Xeneize en la Bombonera multiplica por 2,55 lo invertido, mientras que una victoria del Millonario paga 3,10. El empate, en tanto, abona 2,80. En William Hill, la tendencia para el primer juego se mantiene: triunfo de Boca paga 2,55 y el de River 3, lo mismo que la igualdad.

Sin favorito definido en las apuestas, la final entre Boca y River parece hacer honor en ese sentido a una de las máximas del fútbol: en los clásicos (y en las finales) poco importan los antecedentes de los equipos a la hora de hablar de candidatos.

Dejá tu comentario