PASO: kirchnerismo sugiere veto del FpV para Insaurralde

Edición Impresa

  Aníbal Fernández y Julio De Vido, la cúpula del Gobierno nacional y del Frente para la Victoria, salieron ayer a insinuar un eventual veto para la participación de Martín Insaurralde en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias dentro del Frente para la Victoria. El kirchnerismo duro salió así a aislar al intendente de Lomas de Zamora que, por ahora, sólo recibió el respaldo explícito de Daniel Scioli.

El armado de la estrategia electoral para las PASO del FpV queda a cargo de la lapicera presidencial, con el auxilio de la organización ultraoficialista La Cámpora que ubicó a Eduardo "Wado" De Pedro como el interlocutor con los caciques del peronismo de todo el país en la Unidad Presidente de Casa Rosada. De Pedro reemplazó al histórico operador, ahora sciolista, Juan Carlos Mazzón.

Ayer, el ministro de Planificación Federal, que impulsa al intendente de Berazategui, Juan Patricio Mussi, para la gobernación bonaerense, cuestionó a Insaurralde sin nombrarlo. "Un día están en un espacio y otro día van a otro", lanzó De Vido en tácita referencia a los coqueteos de Insaurralde con Sergio Massa. Pero su apreciación de mayor contenido político llegó cuando reivindicó las elecciones PASO para que el Frente para la Victoria (FpV) sea representado por postulantes "genuinos" en la provincia de Buenos Aires.

"Al que le quepa el sayo que se lo ponga", remarcó De Vido en el municipio bonaerense de San Antonio de Areco, donde inauguró obras públicas y firmó convenios con el intendente local, Francisco Durañona. Allí, el ministro definió la importancia de las PASO como "una herramienta electoral" que permite seleccionar a los representantes de cada espacio y, pareció adelantar un veto a Insaurralde al plantear la necesidad de que los postulantes "representen genuinamente los espacios, y no aquellos que un día están en un lugar y otro día van a otro, y se mueven de acuerdo con las expectativas de crecimiento y logros personales". (ver nota en página 11).

De paso, De Vido adelantó sus preferencias para la carrera por la gobernación de la provincia de Buenos Aires, principal distrito electoral del país: "Nosotros creemos firmemente en el territorio, y en dirigentes como Patricio Musi y Julián Domínguez porque tienen propuestas que surgen del seno del territorio bonaerense".

También el jefe de Gabinete tachó al intendente de Lomas de Zamora como precandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria. Fernández, apeló a otro tipo de poesía para justificar su postura: "Se cagó literalmente en todo el mundo".

El ministro coordinador sostuvo que Insaurralde tiene un "esquema de vedetismo que quiere demostrar que el importante es él y no el peronismo".

Insaurralde optó por no responder a los funcionarios del Gobierno nacional y ratificó su alineamiento con la candidatura presidencial de Scioli. "Con (el diputado nacional por el Frente Renovador) Sergio Massa siempre hablé de política pero nunca dudé de qué lado estaba", respondió el jefe comunal del sur del conurbano, quien añadió que no le parece mal tener relación con referentes de otros espacios, ya que no quiere "la Argentina de los adversarios".

Y, al respecto, Insaurralde envió un mensaje a quienes lo cuestionan: "No está mal ser sincero con la relación que hay. Algunos dirigentes se reúnen con la oposición a escondidas", advirtió.

Dejá tu comentario