8 de diciembre 2014 - 00:00

Pese a todo, Dilma resiste

  Río de Janeiro - La presidenta reelecta de Brasil, Dilma Rousseff, mantiene los altos índices de aprobación con los que llegó a la primera vuelta de las elecciones de octubre pese que el 68% de los brasileños considera que tiene alguna responsabilidad en el gigantesco escándalo de corrupción de Petrobras, de acuerdo con una encuesta de Datafolha difundida ayer.

El 42% calificó de "óptima" la gestión de Rousseff, un índice de aprobación similar al del 21 de octubre, cuatro días antes de la primera ronda electoral.

No obstante, el 68% de los brasileños consideró que tiene alguna responsabilidad en la corrupción en Petrobras ya que ocurrió mientras ella formaba parte del Consejo de Administración. El 85% de los encuestados entre los días 2 y 3 de diciembre afirmó que hubo corrupción en la empresa.

Agencias DPA y EFE

Dejá tu comentario