PJ y Massa modifican la ley antiempresas para forzar veto

Edición Impresa

 El peronismo se unió ayer a Sergio Massa en Diputados para acordar un borrador común de modificaciones al proyecto de prohibición de despidos que votó el Senado. Esos cambios incluyen establecer la retroactividad del freno a los despidos al 1 de abril y un texto que contempla beneficios a las pyme que anoche estaba pendiente aún de definición, entre otros retoques. La decisión es votarlo la semana próxima y girarlo al Senado. Allí, Miguel Pichetto, que ya anunció que no aceptará cambios a lo votado en esa Cámara, deberá analizar si acepta o rechaza esta nueva versión antiempleo que elabora el peronismo de todos los colores junto al massismo.

"Consideramos que la ley del Senado es buena y las modificaciones que le queremos introducir no la complican", avisaban ayer en el kirchnerismo de Diputados.

Eso implicará que el proyecto vuelva al Senado y así el Gobierno ganará una semana, pero el acuerdo tal como estaba ayer también incluye presionar un veto de Mauricio Macri si el Senado finalmente lo aprueba.

En la reunión de ayer para acordar la modificación al proyecto de Pichetto, se sentaron ala mesa José Luis Gioja (Frente para la Victoria), Diego Bossio (Bloque Justicialista) Sergio Massa (UNA); el presidente del Bloque Justicialista, Oscar Romero; el vicepresidente del bloque de FpV-PJ, el formoseño Luis Basterra, y los massistas Graciela Camaño y Marco Lavagna.

Massa
actuó en la reunión rodeado de su equipo. En este tipo de discusiones Camaño suele asesorarlo en los temas técnicos legislativos y Lavagna le va marcando lineas en lo económico.

El grupo representa la unidad de las tres bancadas en que hoy está dividido el peronismo, FpV-PJ (79 diputados), UNA (38) y Bloque Justicialista (17), que juntos suman 134 bancas.

Ese encuentro, además, se produjo horas después de la sesión de las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Legislación del Trabajo de Cámara baja, a la que estaban invitados los líderes sindicales Hugo Moyano, Luis Barrionuevo, Antonio Caló, Pablo Micheli y Hugo Yasky, que faltaron por estar en desacuerdo con la posibilidad de introducir cambios a la ley, que quieren que se apruebe tal como vino del Senado.

Hubo algunos movimientos del macrismo que alimentaron la bronca dentro de los peronistas, precipitaron la unificación de posturas frente al proyecto y decantaron el borrador de cambios que el próximo miércoles irá al recinto de Diputados.

Uno de ellos fueron los nuevos despidos en el sector público: "Estamos discutiendo una ley antidespidos que el Gobierno no quiere y en medio de eso echan a 200 personas del ANSES...", bramaban ayer en la reunión,

"Queremos ley sí o sí porque los hechos indican que el Gobierno no quiere sacar una ley porque van a continuar con los despidos...", dijo Gioja sobre el tema.

"Tuvimos un espacio de diálogo con otras fuerzas, algunos plantearon la importancia de incluir a las pyme y nosotros fuimos muy claros en la urgencia de tratar la media sanción del Senado", afirmó en tanto Basterra.

Dejá tu comentario