Plaga afecta a varios cultivos

Edición Impresa

 En los últimos días se vieron en el Valle Inferior del Río Negro diversos cultivos afectados por la aparición de una pequeña chinche, del género Nysius.

La presencia de este insecto se detectó principalmente sobre plantaciones de durazno, tomate, maíz dulce, remolacha y cebolla, papa y girasol. En la mayoría de los casos en plantas con alguna manifestación de estrés.

Esta pequeña chinche es comúnmente confundida con una mosquita, su tamaño es de 4 a 5 milímetros de longitud y su ancho promedio es de alrededor de 1,5 milímetro.

Es un insecto picador-suctor, que extrae agua y nutrientes de las plantas, además su saliva transmite toxinas. El picado de esta puede causar clorosis, marchitamiento, deterioro y deformación. En algunos casos produce aspecto de roído y escaldado (aspecto amarronado-plateado), que puede terminar en necrosis y muerte de los tejidos afectados.

Es importante tener en cuenta que aunque se vean en cantidad, estos pequeños insectos muchas veces sólo están alimentándose de las malezas y, en caso de ser destruidas estas últimas, las chinches pueden pasar a los cultivos cercanos.

Hasta el momento, no existe un insecticida registrado para el control de esta plaga; aun así desde el INTA Valle Inferior recomendaron utilizar los productos registrados para el control de chinches verdes siempre respetando el tiempo de carencia recomendado para el cultivo sobre el cual se lo va a aplicar.

Dejá tu comentario