Polémica en Israel por un colectivo sólo para pasajeros palestinos

Edición Impresa

Jerusalén - Israel lanzó ayer dos líneas de colectivos y micros de media distancia sólo para palestinos que viven en la ocupada Cisjordania, una medida que un grupo de derechos humanos israelí describió como racista y que el Ministerio de Transporte calificó de "mejora en el servicio".

El diario de centroizquierda Haaretz informó que el ministerio abrió las líneas para ser usadas sólo por trabajadores palestinos que viajan entre Cisjordania, el más grande de los territorios palestinos, que está bajo dominio israelí, luego de que colonos judíos se quejaran de que la presencia de árabes en micros mixtos implicaba un riesgo para la seguridad.

"Crear líneas de colectivos aparte para los judíos y los palestinos es un plan repugnante", dijo a Radio del Ejército Jessica Montell, directora del grupo de derechos humanos B'Tselem.

"Esto es sencillamente racismo. Un plan de este tipo no puede ser justificado con alusiones a la necesidad de seguridad o al hacinamiento", agregó.

El Ministerio de Transporte israelí, por su parte, dijo que las dos líneas "mejorarían los servicios de transporte público para los trabajadores palestinos que ingresan en Israel" y reemplazarían a los autobuses clandestinos que les cobran "precios exorbitantes".

"El Ministerio de Transporte no ha lanzado ninguna instrucción o prohibición que impida que los trabajadores palestinos viajen en el transporte público en Israel, ni en Judea y Samaria", indicó la cartera, refiriéndose a Cisjordania.

"Además, el Ministerio de Transporte no está autorizado a impedir a ningún pasajero usar los servicios públicos de transporte", añadió.

No obstante, los grupos de derechos humanos levantaron la voz preocupados porque la Policía israelí pueda remover a los pasajeros palestinos de las líneas regulares de buses en los puestos de control en Cisjordania, y les ordene que usen las nuevas líneas.

El portavoz de la Policía, Micky Rosenfeld, indicó que todos los palestinos que regresan a Cisjordania serán requisados en busca de bienes robados, describiendo esto como una rutina preventiva por parte de Israel. Rosenfeld dijo que no sabía si, o de qué manera, esto afectaría el viaje de los palestinos en colectivos regulares.

Herzl Ben-Zvi, alcalde del asentamiento Karnei Shomron, dijo que las nuevas líneas "responden a la necesidad de todos los pasajeros, palestinos y colonos", dado que se aliviaría así el hacinamiento en los autobuses de la zona.

"Está muy bien, pero debería haber un colectivo cada 10 minutos, porque la espera es larga", declaró Tareq Salameh, uno de los nuevos usuarios, en el paso de Eyal.

Los palestinos de Cisjordania deben tener un permiso especial para ingresar a Israel. Muchos denuncian frecuentemente un sistema de "apartheid", que les prohíbe el uso de algunas rutas, oficialmente por razones de seguridad. Israel ocupó Cisjordania en la guerra de Medio Oriente de 1967 y sigue manteniendo una red de bloqueos en el territorio. Los palestinos buscan que Cisjordania, la Franja de Gaza y Jerusalén Oriental integren un futuro Estado palestino, pedido respaldado por la mayoría de las potencias mundiales que consideran ilegales los asentamientos israelíes.

Agencias Reuters y AFP

Dejá tu comentario