Prevén rápida salida de A. Latina de crisis (Argentina, la más lenta)

Edición Impresa

América Latina tendrá una importante recuperación en 2010, aunque no será pareja para todos los países. Brasil, por ejemplo, tendrá un fuerte rebote tras el estancamiento de este año, pero la Argentina conseguirá salir a duras penas de la recesión. Así surge de un informe divulgado ayer por la calificadora Standard and Poor's, justo antes de que se conozcan las proyecciones del FMI para la economía mundial para el año próximo.

La calificadora analizó país por país las perspectivas para 2010, tras un año recesivo. Pero primero se centra en la región en su conjunto. La conclusión es que la economía latinoamericana pasará de una caída del 2,3% este año a una mejora del 3% en 2010. Se trata de una expansión significativa, aunque por debajo del 4,3% que se había registrado en 2008 y ni hablar del 5,7% de hace dos años.

En el caso argentino, en cambio, de una caída del 2% para este año se pasará a una mejora del 1% en 2010. Será el país, según el pronóstico de S&P, que menos crecerá en la región, incluso por debajo de Venezuela (se espera una mejora del 1,8%). Brasil, en cambio, crecería el 4%, Perú otro tanto y Panamá un 4,5%.

El extenso trabajo no hace prácticamente alusión a situaciones puntuales del país, pero se detiene en Chile, Brasil, México, Colombia y Perú, entre otros países.

Sí, en cambio, la calificadora efectúa algunas salvedades sobre las estadísticas: cuando menciona la inflación explica que los datos históricos son oficiales, pero que 2009 y 2010 corresponden a estimaciones de mercado. Y cuando se refiere a la evolución de la actividad económica de la Argentina aclara que se trata de datos «oficiales». Es el único caso en el que se realizan este tipo de salvedades.

Reservas

Una de las claves que sostendrá la recuperación de América Latina es el gran nivel de reservas acumulados por los bancos centrales latinoamericanos: a fin de 2008 sumaban u$s 475.000 millones, respecto a u$s 188.000 millones en 2003. La región en conjunto tiene, por otra parte, menos porcentaje de deuda en manos de inversores extranjeros y bajos necesidades de financiarse desde el exterior.

«La recuperación de América Latina se basa en la ausencia de desbalances importantes en las economías y políticas adecuadas al actual momento como un régimen de tipo de cambio flotante, la implementación de políticas de inflation targeting», además de una adecuada situación fiscal.

El FMI dará a conocer sus proyecciones sobre la evolución de la economía mundial mañana, en el arranque de la reunión anual del organismo en Estambul, Turquía. Ayer un funcionario del FMI, el brasileño Murilo Portugal, adelantó que la institución revisaría hacia arriba las previsiones de crecimiento económico mundial, desde el 2,5% actual a cerca del 3%. «La recuperación es más fuerte de lo calculado inicialmente», señaló.

Estas son otras conclusiones del informe elaborado por S&P sobre América Latina:

  • La mayoría de las economías latinoamericanas se contraerá en 2009 y volverá a crecer en 2010. Panamá y Perú serán los países de mejor comportamiento este año, ya que mantendrán un crecimiento del 2,3% y del 2% respectivamente.

  • México es el país que sufrirá el efecto más fuerte de la crisis con una caída del 7,5%, superior al 6,2% que cayó en el «tequila». La demanda externa, fundamentalmente desde los Estados Unidos, permitirá la recuperación mexicana, al 2,5% en 2010.

  • En el caso de Brasil, habíamos vaticinado una leve caída en 2009, pero finalmente la actividad tendría una evolución neutra.

  • La situación fiscal tuvo un deterioro en 2009, con un resultado primario para la región de -0,4% del PBI en comparación al superávit del 2,5% de 2008. El año próximo se volvería a cuentas públicas superavitarias, pero de apenas un 0,2%.


  • El principal riesgo externo para la región es cuán rápida sea la recuperación de los países más industrializados. El ritmo del intercambio comercial y de la inversión directa desde los Estados Unidos y Europa será clave para América Latina.

    Dejá tu comentario