22 de octubre 2009 - 00:00

Primera baja para Urtubey: echan a intendente de Tartagal

Urtubey, Florencio Randazzo, Cristina de Kirchner y Leavy durante la recorrida que la jefa de Estado realizó por la devastada ciudad, luego del alud que dejó a varias familias sin casa.
Urtubey, Florencio Randazzo, Cristina de Kirchner y Leavy durante la recorrida que la jefa de Estado realizó por la devastada ciudad, luego del alud que dejó a varias familias sin casa.
 Salta - El intendente de la ciudad de Tartagal, Sergio Leavy -aliado del gobernador kirchnerista Juan Manuel Urtubey-, fue destituido ayer de su cargo por las denuncias de malversación de fondos públicos. Fue tras una sesión especial del Concejo Deliberante, que se caracterizó por momentos de tensión, y que culminó con la decisión de los concejales de separar al jefe comunal.

El «Oso», como apodan al intendente destituido, llegó cerca del mediodía al Concejo Deliberante y presenció la sesión en compañía de algunos de sus funcionarios.

La asamblea se realizó en las instalaciones del Complejo Deportivo Municipal, mientras en las afueras, piqueteros mostraron su apoyo a la comitiva municipal y provocaron incidentes que fueron controlados por la Guardia de Infantería de la provincia que custodiaba el lugar.

Ocho de los once concejales votaron a favor de la destitución, y avalaron los 19 cargos que pesaron en contra de Leavy, quien en los dos últimos comicios ganó por amplia mayoría, y que en el caso de las elecciones provinciales del 27 de setiembre logró incorporar a su hermano como diputado provincial y cinco concejales.

Sergio Leavy ingresó al recinto, saludó a todos los concejales, y se sentó a la izquierda de la presidenta del cuerpo, Olga Ferrer, desde donde presenció el debate.

Finalmente, los concejales destituyeron a Leavy por «mal desempeño de sus funciones». Uno de los argumentos más firmes para esa resolución fue que tras el alud que vivió la ciudad el año pasado fue escasa la reconstrucción que se hizo, a pesar de los fondos públicos recibidos desde el Gobierno nacional.

Luego de 5 horas, el debate se tornó escandaloso cuando el intendente increpó a varios concejales. Ahora, Leavy tendrá entre 5 y 7 días para presentar su defensa en la Justicia. Quien deberá asumir como intendenta en caso de ratificarse la sentencia será Ferrer, por ser la presidenta del Concejo legislativo. De todas maneras, el intendente destituido apelará le decisión ante la Corte de Justicia provincial.

La principal causa que llevó a Leavy al juicio político, conocida como «caso Almaraz», está relacionada con un plomero, Martín Almaraz, quien prestaba servicios a la comuna y denunció que utilizaron sus facturas para trabajos que él nunca realizó.

Dejá tu comentario