Propuesta en un laberinto

Edición Impresa

El Gobierno debe presentar una propuesta de pago este viernes. Como aspecto principal para remarcar, es indudable que los demandantes harán todo lo posible para obtener el mejor resultado judicial (derecho a cobrar el 100 por ciento y embargar al Bank of New York) aún, a esta altura, sabiendo que ello no implicará cobrar (conocen que la Argentina no podrá abonar la eventual sentencia desfavorable por los demás potenciales demandantes -hasta 20.000 millones en virtud de los intereses devengados y tomando como base el cálculo de la sentencia de Griesa que sobre un capital de 400 millones emitió una sentencia de aproximadamente 1.400 millones- y que tampoco puede ofrecer algo mejor que los términos del canje de 2010).

La corte ordena que entre los términos específicos la Argentina indique: 1) cómo y cuándo propone poner al día las obligaciones vencidas de los bonos originales que han estado impagos por más de 11 años; 2) la fórmula que propone para repagar las obligaciones hacia adelante, y 3) qué garantías, si alguna, puede suministrar para implementar su propuesta y el cronograma para dicha acción".

La fórmula de pago que la cámara pueda estar esperando debe ser consistente con la propuesta que el Gobierno pueda formular conforme lo ha indicado y dentro de los límites que tiene, es decir, una oferta que no sea mejor que los términos del canje de 2010. Pero en caso de que no lo sea y el tribunal tenga en mente la "fórmula de pago Griesa" (100% en un pago al contado) o una fórmula escalonada pero también basada en el reconocimiento del 100 % del reclamo (capital sin quitas más intereses devengados desde el default a la tasa anual del 11 por ciento, previa condición de "ponerse al día", como dice la orden vía el pago de lo adeudado a la fecha), habría una diferencia entre la postura judicial y la propuesta del Gobierno que se deberá intentar revertir en la argumentación de los términos de la oferta para buscar que la corte acepte el "remedio de equidad" defendido por el Gobierno y los tenedores de bonos canjeados, es decir que es inequitativo pagar al 7% más que al 93% o bien mediante una fórmula de pago proporcional basada en que pari passu no implica mejoras para unos por sobre otros.

Dejá tu comentario