Pumitas, novenos

Edición Impresa

Argentina arrancó esta competencia, la cual se disputó en Italia, cayendo claramente con Gales por 34 a 8, resultado que sorprendió a todos por la diferencia abismal deportiva que hubo entre los europeos y los albicelestes. Luego llegó el turno de medir fuerzas con el dueño de casa, un rival de menor nivel según lo marca la historia. El categórico 27 a 3 ante el conjunto azzurro no fue más que una inyección anímica para esperar a los potentes Baby Blacks con la frente bien alta. La derrota de 48 a 15 sobre el XV de Oceanía termina hablando bien del equipo capitaneado por Brian Ormson, sobre todo si se analiza cómo se trabaja en una unión y otra.

Esto dejó un balance de dos derrotas y un triunfo en la etapa clasificatoria, resultados que obligaron a Los Pumitas a disputar un partido frente al anfitrión para conocer cuál sería el puesto en el que terminaría jugando. La segunda victoria ante los italianos hizo que Argentina fuera en busca del noveno puesto, el cual consumando tras vencer a Escocia por 15 a 14.



Palabra de capitán

Brian Ormson, símbolo del conjunto argentino, sostuvo lo siguiente a la hora de hacer un balance: Fuimos de menor a mayor. El primer partido, con Gales, no fue bueno y termina siendo una derrota lógica por la presión del debut. Ante Italia mejoramos y luego con Nueva Zelanda hicimos un gran partido. Llevamos a la cancha todo lo que habíamos planeado y entrenado. Fue una experiencia inolvidable.

Con todo. Martín Ignes intenta avanzar pese a la marca rival. Argentina derrotó a Escocia 15 a 14 y se quedó con la novena colocación.

Dejá tu comentario