Quilmes lo emborrachó

Edición Impresa

Quilmes se llevó tres puntos de oro, en un partidazo, donde hubo muchas situaciones de gol y cinco goles, algunos de gran factura.

San Lorenzo volvió a perder y después de un gran inicio de campeonato entró en crisis con su tercera derrota consecutiva.

Con un jugador por equipo que brilló por sobre el resto, en Quilmes, Miguel Caneo con su fineza habilitando en los dos primeros goles y en San Lorenzo, Gonzalo Verón con su velocidad vertiginosa y su capacidad goleadora, marcando un gol y siendo el protagonista del segundo, que terminó consiguiendo Martín Cauteruccio.

La salida del delantero faltando 15 minutos fue un error notorio de Juan Antonio Pizzi, porque sacó al mejor jugador de la cancha y el que desequilibraba la defensa de Quilmes.

Lo cierto es que el Cervecero siempre fue ganando y San Lorenzo debió luchar desde atrás. A los 6 minutos un corner de Caneo fue peinado por Gentiletti contra su valla y apareció Telechea para empujarla en el segundo palo.

El empate de San Lorenzo llegó a los 36 minutos, con una gran corrida y definición de Gonzalo Verón y así terminó el primer tiempo.

En el segundo, a los 11 minutos Caneo le puso un pase exquisito a Luciano Abecasis que con un derechazo cruzado derrotó a Torrico.

El empate llegó luego de una corrida, con caño a Martínez incluído, de Verón que salvó Peratta, pero Cauteruccio metió de rebote, fue a los 24 minutos y el gol del triunfo fue un zapatazo impresionante de Arnaldo González que se clavó debajo del travesaño, sin que Torrico pueda hacer nada.

Después la desesperación de San Lorenzo y la lucha de Quilmes hicieron que el resultado no se modificara. Quilmes ganó tres puntos que repercuten y mucho en su ánimo y en San Lorenzo pasa lo contrario, sigue la mala racha y no saben cuándo termina.

Dejá tu comentario