Quique Sinesi y un tango realmente “avant garde”

Edición Impresa

«Avantgarde Buenos Aires». Idem. Acqua Records AQ 347.

El guitarrista Quique Sinesi pasa buena parte de su vida en Alemania. Desde ahí, viene proyectando una carrera muy sólida que va del jazz al tango y de la música clásica al folklore, sin que nada le quede incómodo o le resulte extraño. En este caso se trata de un proyecto compartido con otros tres grandes músicos argentinos: el bandoneonista Walther Castro, el contrabajista Horacio «Mono» Hurtado y el percusionista y baterista Facundo Barreyra. Pero es evidente la impronta de Sinesi, no sólo porque es el autor de la mayor parte de los temas sino porque da cuenta de ese eclecticismo del que hablábamos y del que ha hecho marca registrada.

Podría decirse que, en términos generales, «Avantgarde Buenos Aires» (el álbum se llama igual que el cuarteto) es un disco de tango. Sin embargo, nadie debería esperar temas que se acomoden sin fricciones a las formas, las melodías y los sonidos tradicionales, y mucho menos que sirvan para animar una milonga. Lo que hacen es música de concierto, que por momentos estira hasta el borde los límites de la tonalidad, que tiene una sonoridad que es más camarística que tanguera, y que del género rioplatense sólo conserva cierta rítmica, algunos rasgueos de la guitarra, la apoyatura del bajo y el inconfundible timbre del bandoneón.

Este CD tiene su eje en cuatro composiciones de Sinesi, «Berliner Tanguismo» I, II, III y IV, precedidas por respectivos y lucidos solos de sus compañeros. A eso sumó la pieza de inspiración folklórica «Hojas de abril», una versión del clásico de Piazzolla, «Revirado», y una improvisación colectiva que pondría los pelos de punta a un tanguero estricto. Y lo estarán presentando en noviembre en Salta y Resto.

Ricardo Salton

Dejá tu comentario