19 de marzo 2014 - 00:00

Reclutarán a 2.500 policías retirados

Alejandro Granados
Alejandro Granados
Buenos Aires - En medio de reclamos por la inseguridad diaria, y tras el retiro de una parte de los gendarmes enviados por Nación a la provincia, el Gobierno del mandatario bonaerense Daniel Scioli impulsó una campaña de captación de policías retirados para concretar el retorno de éstos a la actividad.

La iniciativa impulsada desde el Ministerio de Seguridad de Buenos Aires que lidera Alejandro Granados, después de haber realizado estudios sobre las edades de efectivos retirados, es concretar una vuelta a la actividad de 2.500 policías. De esta manera, la cifra llenaría el vacío que dejó Nación tras el retiro de los gendarmes.

"Para que los policías retirados retornen a funciones deberán cumplir dos instancias fundamentales. La primera es que cada uno de los postulantes tenga su foja de servicio limpia; y la segunda, que pasen correctamente el examen físico y técnico que se necesita para la actividad", aseguraron desde el entorno de Granados a Ámbito Nacional.

En concreto, los efectivos retirados que retornen a funciones reemplazarán a los policías que en la actualidad están designados para realizar custodias de puestos fijos en organismos provinciales y municipales. De esa manera, los uniformados que hoy se encuentran en esos lugares se sumarán a las tareas de prevención del delito.

De hecho, no es la primera vez que la provincia concreta -hoy se repetirán solicitadas en diarios locales y nacionales- una convocatoria de este tipo, ya que se realizó anteriormente otra aunque no sólo a policías, sino también a los del Servicio Penitenciario.

"El déficit número uno es la falta de policías. Para mí, es lo fundamental. En España hay 300.000 policías para un territorio similar al de la provincia de Buenos Aires: 100.000 federales, 100.000 de las provincias o regiones y 100.000 de las comunas. Nosotros tenemos 40.000 en la calle", detalló Granados.

Así, el Gobierno busca un camino para la lucha contra la "situación dramática" que el propio Scioli apuntó tras la ola de homicidios. No obstante, la provincia también cuenta con la iniciativa de los cursos de Policía que se iniciarán en mayo, donde ya hay 22.000 postulantes anotados. De ese grupo, unos 10.000 obtendrán a fin de año el título de suboficiales.

Durante los años de cursada, el distrito estableció becas de $ 3.200. Quienes pasen al cuerpo oficial recibirán, como sueldo básico, $ 8.500. De sumarse las cuatro horas extra (cores), el salario de bolsillo pasa a ser de $ 12.000.

A los 2.500 gendarmes operativos que quedan en Buenos Aires se les suman 1.000 de reserva para circunstancias operativas, 500 en el área de investigación de delitos federales, 700 policías federales y 300 de seguridad aeroportuaria. Así, el total de uniformados es de 5.000.

Dejá tu comentario