Récord fatal: en 2017 la Policía mató a 1035 civiles por gatillo fácil en Río

Edición Impresa

Brasilia - Los índices de violencia se dispararon en Río de Janeiro: la policía ejecutó a 1035 civiles mientras el crimen organizado asesinó a 129 miembros de las fuerzas de seguridad, de acuerdo con un informe presentado por el Instituto de Seguridad Pública.

Los números de 2017 son los "más altos" desde la creación de las Unidades de la Policía Pacificadora (UPP), indicó el Instituto de Seguridad Pública en 2008. Esos organismos fueron dotados con refuerzo de personal policial, más armamento y una carga horaria extendida. Las UPP fueron creadas en más de 30 favelas a partir de 2008 como parte de la estrategia orientada a erradicar las bandas de narcotraficantes.

De acuerdo con el ex secretario de Seguridad de Río de Janeiro Mariano Beltrame, arquitecto y quien implementó las UPP durante casi una década, el objetivo era "que el estado recupere el territorio del crimen organizado". Pero la crisis económica hizo que se reduzca en un 70% el presupuesto destinado a las UPP.

Paralelamente, el presidente Michel Temer, en julio de este año, ordenó enviar más de 8 mil efectivos de las Fuerzas Armadas para cercar las favelas. En ese contexto de militarización se agravó el "clima de guerra en las comunidades", lo cual permitió que se cometan más "excesos contra la población civil", señaló Amnistía Internacional.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario